Octubre 200

 

PORTADA




INFORME


SECTORES


PROCEDIMIENTO



JURISPRUDENCIA


NORMAS LEGALES


CRONICA


 

 


La Cámara de Comercio e Industria de Arequipa consulta:

Si los pagos efectuados por concepto de tasa que efectúan las empresas a las entidades públicas se deben considerar o no como gasto deducible para efectos tributarios.

Conforme a lo señalado por dicha entidad, los mencionados pagos obedecen a la realización de diferentes trámites en los organismos estatales, para cuyo efecto se emite un simple recibo de pago. Dicho pago se ejecuta en el Banco de la Nación, lugar donde se otorga el comprobante de depósito respectivo.

La SUNAT responde(1):

En principio, entendemos que se consulta si el pago de tasas se debe considerar o no como gasto deducible para el Impuesto a la Renta y si para efecto de que proceda su deducción debe estar sustentado con un comprobante de pago.

Al respecto, el Artículo 37° del Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta, aprobado por el Decreto Supremo N° 135-99-EF y normas modificatorias, señala que a fin de establecer la renta neta de Tercera Categoría se deducirá de la renta bruta los gastos necesarios para producirla y mantener su fuente, en tanto la deducción no esté expresamente prohibida por dicha ley. Bajo esta premisa, el literal b) del mencionado Artículo 37° considera deducible de la renta bruta de Tercera Categoría a los tributos que recaen sobre bienes o actividades productoras de rentas gravadas.

En cuanto al término tributo, la Norma II del Título Preliminar del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo N° 135-99-EF y normas modificatorias, dispone que dicho término comprende al impuesto, la contribución y la tasa, siendo esta última definida como el tributo cuya obligación tiene como hecho generador la prestación efectiva por el Estado de un servicio público individualizado en el contribuyente. Asimismo, se precisa que no es tasa el pago que se recibe por un servicio de origen contractual.

De las normas expuestas, se concluye que los montos por concepto de tasa son deducibles de la renta bruta de Tercera Categoría, en tanto se cumpla con el principio de causalidad, es decir, que se trate de un gasto necesario para producir y mantener la fuente de la renta.

Adicionalmente se debe tener en cuenta que, de acuerdo a lo dispuesto en el numeral 2 del Artículo 6° del Reglamento de Comprobantes de Pago, se encuentran obligados a emitir comprobantes de pago, entre otros, las personas naturales o jurídicas que presten servicios, entendiéndose como tales a todas las acciónes o prestaciónes a favor de un tercero a título gratuito u oneroso. No obstante, en dicho numeral se indica que la definición de servicios no incluye a aquellos prestados por las entidades del Sector Público Nacional que generen ingresos que constituyan tasas.


Por consiguiente, no existe obligación de emitir comprobante tratándose de prestaciones realizadas por entidades del Sector Público Nacional que generen tasas, no requiriendo el usuario de comprobante de pago para sustentar el gasto.

Conclusión

Se deducirá de la renta bruta de Tercera Categoría las tasas, en tanto se cumpla con el principio de causalidad, no requiriéndose de un comprobante de pago para sustentar el gasto..



(1) Informe N° 171-2001-SUNAT/K00000 del 10 de setiembre del 2001.

INICIO | ACTUALIDAD | ANALISIS | INFORME | SECTORES | PROCEDIMIENTO | CONSULTAS LEGALES
JURISPRUDENCIA | NORMAS LEGALES |
CRONICA