Noviembre 2001

 

PORTADA





SECTORES


PROCEDIMIENTO


CONSULTAS LEGALES


JURISPRUDENCIA


NORMAS LEGALES


CRONICA


 

 


El procedimiento de cobranza coactiva de la SUNAT

Por: Omar MEGO(1)


La cobranza coactiva es el procedimiento por el cual la SUNAT ejerce medidas de coerción con el fin de recuperar la deuda tributaria exigible que no fue pagada oportunamente.

En primer lugar, la deuda considerada como deuda exigible es:

  1. La establecida mediante resolución de determinación o resolución de multa notificada y no reclamada en el plazo de ley.
  2. La establecida por resolución no apelada en el plazo de ley o por resolución del Tribunal Fiscal.
  3. La constituida por la amortización y los intereses de la deuda materia de aplazamiento o fraccionamiento pendientes de pago, cuando se incumple las condiciones bajo las cuales se otorgó este beneficio.
  4. La que conste en una orden de pago notificada conforme a ley.
  5. Las costas y los gastos en que la SUNAT hubiere incurrido(2).

El procedimiento de cobranza coactiva es responsabilidad del ejecutor coactivo, quien debe velar por su celeridad, legalidad y economía, contando para ello con el apoyo de los auxiliares coactivos(3) .

Este procedimiento puede ser dividido en cuatro etapas: Inicio, Embargo, Ejecución forzada y Suspensión.

Inicio

Se efectúa mediante la notificación de la Resolución de Ejecución Coactiva - REC que comunica el inicio del procedimiento de cobranza coactiva.

A partir del día siguiente a la notificación de la REC, hay un plazo de siete (7) días hábiles para el pago de la deuda, bajo apercibimiento de embargo.

La REC puede ser notificada de varias maneras:

  • Por correo certificado o por mensajero en el domicilio fiscal, con acuse de recibo o con certificación de la negativa a la recepción. En este último caso, se podrá fijar la notificación en la puerta principal del domicilio fiscal.
  • Por sistemas de comunicación por computación, electrónicos, fax y similares, siempre que aquéllos permitan confirmar la recepción.
  • Por constancia administrativa, cuando el deudor tributario se acercara a las oficinas de la SUNAT.
  • Mediante acuse de recibo, entregada de manera personal al deudor tributario o al representante legal, de ser el caso, en el lugar que los ubique, siempre que el notificado no resida en el domicilio fiscal declarado, no haya comunicado su cambio a la SUNAT y ésta haya ubicado el nuevo domicilio del deudor tributario; o cuando la dirección consignada como domicilio fiscal sea inexistente.
  • Mediante publicación en la página web de la SUNAT y además en el diario oficial o el diario de la localidad encargado de los avisos judiciales o, en su defecto, en uno de mayor circulación, cuando la notificación no pudiera ser realizada en el domicilio fiscal del deudor tributario o el domicilio del representante del no domiciliado fuera desconocido y cuando, por cualquier otro motivo imputable al deudor tributario, no pueda efectuarse la notificación en alguna de las formas antes señaladas.

La SUNAT puede comunicar, a las centrales de riesgo, información de las deudas exigibles por las cuales se ha iniciado un procedimiento de cobranza coactiva.

Las formas de notificación de la REC, señaladas anteriormente, también son aplicables para la notificación de las resoluciones coactivas que se emitan durante el procedimiento.

Embargo

Es la afectación de bienes y derechos del deudor tributario, con los cuales la SUNAT pretende recuperar la deuda exigible.

La SUNAT puede adoptar cualquiera de los siguientes tipos de embargo:

Retención

Es la comunicación de la SUNAT a terceros para que inmovilicen valores o fondos en depósito, custodia o bajo cualquier otra modalidad de operación financiera (a empresas del sistema financiero), o bienes, valores, fondos o derechos de crédito (a otros terceros) de propiedad del deudor tributario(4) .

Depósito

Es la afectación de bienes muebles, maquinarias, equipos, enseres e inmuebles no inscritos, nombrándose un depositario para su conservación o custodia. El embargo en forma de depósito puede ser realizado sin extracción o con extracción de bienes. Se ejecuta con el fin, de ser necesario, de rematar los bienes y destinar el producto del remate al pago de la deuda materia de la cobranza. En el caso de bienes que pertenezcan a la unidad de producción y comercio, la extracción podrá disponerse después de treinta (30) días hábiles de trabada la medida.

Inscripción

Esta medida se aplica sobre bienes muebles, inmuebles, marcas, vehículos o acciones susceptibles de registro. Consiste en anotar el embargo en el Registro Público u otro registro en el cual está inscrito el bien del deudor tributario.

Intervención

Se realiza en coordinación con el deudor tributario o un representante de éste. Puede ser de tres tipos:

  • En recaudación
    Afectación de los ingresos del deudor tributario, luego de deducidos los gastos laborales, tributarios, alimenticios y otros necesarios para su normal desenvolvimiento, con el fin de imputarlos al pago de la deuda insoluta.
  • En información
    Acceso a la información contable, económica y patrimonial del deudor tributario, para determinar las acciones posteriores que correspondan.
  • En administración de bienes
    Recaudación de las utilidades que pudieran producir los bienes embargados.

Los funcionarios encargados de estos tipos de embargo son el interventor recaudador, el interventor informador y el interventor en administración de bienes, respectivamente.

En el caso en que una medida cautelar resultara insuficiente para garantizar el pago de la deuda exigible, se podrá adoptar otra u otras medidas en forma conjunta.

Ejecución forzada

Comprende la tasación y el remate. La tasación es la valorización de los bienes muebles o inmuebles afectados por una medida cautelar. Cuando la SUNAT y el deudor tributario acuerdan el valor del bien embargado, se produce una tasación convencional. En cambio, cuando la tasación es efectuada por un perito designado por la SUNAT, se produce una tasación pericial. Esta última puede ser observada por el deudor tributario en el lapso de tres (3) días hábiles de su notificación, luego del cual el bien valorizado se encuentra apto para ser rematado.

El remate es la venta o la subasta pública de los bienes muebles e inmuebles embargados, cuyo producto se imputa al pago de la deuda exigible coactivamente. Este acto debe ser público y contar con la correspondiente difusión con el fin de asegurar su transparencia. Estará dirigido por:

  • El ejecutor coactivo, cuando se remate bienes inmuebles y tratándose del remate de bienes muebles, cuando el remate se realice bajo el sistema de sobre cerrado.
  • El martillero público o, en su caso, de no encontrarse disponible en el lugar del remate un martillero público, el ejecutor coactivo, cuando se remate bienes muebles bajo el sistema de posturas a viva voz.

Es importante precisar que los bienes cotizables en bolsa deben ser rematados por un agente de bolsa designado por la SUNAT, en rueda de bolsa, sin ser necesaria una tasación previa, dada las características de dichos bienes.

El acto de remate podrá ser suspendido si el deudor tributario cancela la totalidad de la deuda o si se ofrece una garantía suficiente sobre aquélla, antes del inicio del mismo.

Suspensión

La suspensión del procedimiento de cobranza coactiva se producirá en cualquiera de los siguientes casos:

  • Cuando la deuda hubiera sido pagada, compensada, condonada, consolidada, declarada de cobranza dudosa o recuperación onerosa, o hubiera anticipos o pagos en exceso no prescritos.
  • Si la deuda estuviese prescrita.
  • Cuando la cobranza coactiva se hubiera realizado contra un deudor tributario distinto al obligado al pago.
  • Si el deudor tributario hubiera presentado oportunamente recurso de reclamación, apelación o demanda contencioso-administrativa, que se encuentre en trámite.
  • Cuando exista convenio de liquidación judicial o extrajudicial, o acuerdo de acreedores de conformidad con las normas pertinentes; o cuando el deudor tributario hubiera sido declarado en quiebra.
  • Cuando la SUNAT hubiera concedido aplazamiento y/o fraccionamiento de la deuda.


.

(1)Profesional de la Intendencia Nacional de Sistemas de Información.volver
(2)En el procedimiento de cobranza coactiva o en la aplicación de sanciones no pecuniarias, de conformidad con las normas vigentes.
(3)El ejecutor coactivo y los auxiliares coactivos son funcionarios de la SUNAT.
(4) Los terceros deberán comunicar a la SUNAT sobre la posibilidad o imposibilidad de realizar la retención. De ser el caso, los terceros deben poner a disposición de la SUNAT los montos retenidos. Si los terceros niegan la existencia de fondos o pagan al deudor tributario o un tercero designado por éste, aquéllos pueden incurrir en responsabilidad solidaria, hasta por el monto que debieron retener.

INICIO | ACTUALIDAD | ANALISIS | INFORME | SECTORES | PROCEDIMIENTO | CONSULTAS LEGALES
JURISPRUDENCIA | NORMAS LEGALES |
CRONICA