RESIT
No hay excusas para incumplir

El 8 de marzo se publicó la Ley de Reactivación a través del Sinceramiento de las Deudas Tributarias (RESIT). El siguiente es un resumen de sus principales disposiciones.

Con esta Ley se estableció, de manera excepcional y por única vez, un Sistema de Sinceramiento de la Deuda Tributaria Y Fraccionamiento Especial para las deudas tributarias.

Deudas comprendidas

Se incluyen todas las deudas recaudadas y/o administradas por la SUNAT, incluidas las Contribuciones al FONAVI, al SENCICO y al SENATI, las Contribuciones al ESSALUD y los aportes a la ONP, así como las deudas correspondientes a ADUANAS, exigibles y pendientes de pago al 31 de diciembre del 2001, cualquiera fuese el estado en que se encontraran, sea en cobranza, reclamación, apelación o en demanda ante el Poder Judicial.

También comprende las deudas tributarias que se encuentren acogidas o que perdieron los fraccionamientos concedidos mediante el Decreto Legislativo N° 848, el Régimen Especial de Fraccionamiento Tributario (REFT) – Ley N° 27344, modificada por la Ley N° 27393 y el Sistema Especial de Actualización y Pagos de Deudas Tributarias (SEAP)  - Decreto Legislativo N° 914.

¿Quiénes pueden acogerse?

Este sistema alcanza a los deudores que tengan o hayan gozado de algún beneficio de regularización, aplazamiento y/o fraccionamiento de deudas tributarias, a aquellos que reconozcan voluntariamente tener obligaciones pendientes detectadas o no, con las instituciones que administran y/o recaudan las deudas, así como a los sujetos a un procedimiento de reestructuración ante INDECOPI.

No pueden acogerse las empresas que tienen contratos de estabilidad tributaria y aquellas que han sido privatizadas y sus deudas asumidas por el Estado.

Tampoco pueden acogerse las personas con proceso penal abierto o sentencia condenatoria por delito tributario o aduanero, ni tampoco las empresas ni las entidades cuyos representantes, al haber actuado como tales, se encuentren procesados o sentenciados.

Procedimiento de actualización

Las deudas tributarias se actualizarán de la forma siguiente:

  1. Se les aplicará la variación anual del Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana o una variación anual del 6%, la que sea menor, desde que la fecha del último pago o, en su defecto, desde la fecha en que la deuda haya sido exigible hasta el mes anterior a la fecha de acogimiento.
  2. A partir del 1 de enero del 2002 y hasta la fecha de acogimiento, se aplicará al monto actualizado una tasa del 10%.

Aquellos que tuvieran deudas por fraccionamientos de carácter general o especial, beneficio de regularización y/o aplazamiento para el pago, podrán acogerse al RESIT por el saldo o la deuda principal actualizada en el momento del acogimiento al RESIT.

Es importante indicar que estas disposiciones no darán lugar a compensación ni devolución de monto alguno, en el caso de existir un pago en exceso o saldo a favor del deudor tributario.

Extinción de multas e intereses

El acogimiento al RESIT extingue las multas, recargos, intereses y reajustes, capitalización de intereses, así como los gastos y costas previstos en el Código Tributario y en cualquier otra norma tributaria.

Para tener derecho a la extinción de la multa, mediante la presentación de la declaración jurada o de la declaración rectificatoria, de ser el caso, se deberá subsanar las infracciones siguientes:

  • No presentar las declaraciones que contengan la determinación de la deuda tributaria en los plazos establecidos.
  • No presentar otras declaraciones o comunicaciones dentro de los plazos establecidos.
  • Presentar declaraciones que contengan la determinación de la deuda tributaria en forma incompleta.
  • Presentar otras declaraciones o comunicaciones en forma incompleta.
  • No incluir en las declaraciones ingresos, renta, patrimonio, actos gravados o tributos retenidos o percibidos, o declarar cifras o datos falsos u omitir circunstancias que influyan en la determinación de la obligación tributaria.
  • Declarar cifras o datos u omitir circunstancias con el fin de obtener indebidamente Notas de Crédito Negociable u otros valores similares o que impliquen un aumento indebido de saldos o créditos a favor del deudor tributario.
  • Declarar uso de crédito que el órgano administrador del tributo haya considerado indebido.

La subsanación deberá efectuarse con anterioridad o al mismo tiempo que el acogimiento al RESIT y de acuerdo con lo que establezca el Reglamento.


Modalidad de pago.

Dentro de este sistema, las deudas tributarias pueden ser pagadas en dos formas alternativas:

  1. Al contado, con un descuento del 10% del monto acogido al sistema.
  2. En forma fraccionada. Se efectuará  en cuotas mensuales iguales (amortización e intereses) en un período no mayor de 10 años, que será determinado por el contribuyente.  Se aplicará una tasa de interés anual efectiva de 8%. El pago de la primera cuota se efectuará al momento del acogimiento.  Cada cuota mensual no podrá ser menor a S/. 150.

Requisitos

Para el acogimiento, los deudores deberán presentar la declaración y efectuar el pago de las obligaciones tributarias y/o aportes correspondientes a los períodos tributarios que venzan en los dos meses anteriores a la fecha del acogimiento.

Si existiera de por medio algún recurso administrativo o judicial, el deudor deberá presentar un escrito de desistimiento dentro de los 30 días de haberse acogido al RESIT.

Incumplimiento de pago

Se precisa también que las cuotas vencidas y pendientes de pago de este beneficio podrán ser materia de cobranza y estarán sujetas a la tasa de interés moratorio, de conformidad con el procedimiento establecido en el Artículo 33° del Código Tributario. El interés se aplicará sobre el monto de la misma a partir del día siguiente a su vencimiento hasta la fecha de su cancelación.

Asimismo, las instituciones están facultadas para proceder a la cobranza de la totalidad de las cuotas pendientes de pago cuando se acumulen tres o más cuotas consecutivas [1] , vencidas y pendientes de pago, en cuyo caso no se producirá la eliminación de los beneficios otorgados, tales como la actualización de la deuda, la extinción de las multas y sus intereses y/o reajustes respectivos, los gastos y costas.

Extinción de deudas

La SUNAT dejará sin efecto las deudas tributarias que, por contribuyente, se encuentren pendientes de pago y exigibles al 31 de diciembre de 1997, siempre que actualizadas  a la fecha de vigencia de la ley, fueran menores o iguales a 1 UIT (S/. 3,100), cualquiera fuera el estado de las mismas.

No se aplicará a deudas tributarias acogidas a fraccionamientos, salvo que el saldo pendiente de pago sea menor a una UIT.

No se aplicará a las Resoluciones de Determinación, Resoluciones de Multa, Órdenes de Pago u otras resoluciones que contengan deudas tributarias que se encuentran en trámite por delito de defraudación tributaria o aquellas cuyo proceso penal por el delito indicado hubieran concluido con sentencia condenatoria.

Disposiciones Finales

El acogimiento se realizará mediante una declaración jurada que constituye una autoliquidación. Sin perjuicio de ello, las instituciones podrán determinar una mayor o menor deuda respecto de la incluida en la declaración, así como recalcular el monto de las cuotas por vencer, de conformidad con el Código Tributario.

Conclusión

El  RESIT  beneficiará a los contribuyentes con deudas tributarias, pero la contrapartida es que tendrá impacto negativo sobre la recaudación en el año 2002. Es decir que la sociedad en su conjunto deberá hacer un mayor esfuerzo para cubrir los menores ingresos o soportar las consecuencias de que el Estado cuente con menores recursos para el ejercicio de sus funciones.

En ese sentido, los contribuyentes que se acojan al RESIT deben tomar conciencia del esfuerzo que deberán hacer sus conciudadanos para permitir el saneamiento de sus deudas tributarias. En consecuencia, no deben tomarlo como un financiamiento barato, sino como la oportunidad para convertirse en un buen contribuyente que, además de cumplir oportunamente con sus obligaciones tributarias, es solidario con los demás miembros de la sociedad. Después del RESIT, ya no hay pretextos para la morosidad y el  incumplimiento.



[1] En este caso, el contribuyente se encontrará impedido de ser calificado como buen contribuyente, ejercer el derecho a la suspensión de la facultad de verificación o fiscalización prevista en el Artículo 81° del Código Tributario y solicitar nuevos fraccionamientos, aplazamientos y/o beneficios tributarios similares, en tanto no cumpla con cancelar la totalidad de las cuotas pendientes de pago. Esta sanción no se aplicará en caso fortuito o de fuerza mayor.