La reserva está garantizada

La confidencialidad de la información proporcionada a la Administración Tributaria es un derecho de los contribuyentes y una garantía del Estado. A fin de mostrar los alcances de este derecho, el artículo desarrolla el concepto de reserva tributaria establecido en el Código Tributario.

El derecho que tienen los contribuyentes a la confidencialidad de la información que proporcionan a la Administración Tributaria está consagrado en el Artículo 85° del Código Tributario bajo la institución de la reserva tributaria.

La reserva tributaria es una garantía para el contribuyente en el sentido de que la Administración Tributaria debe guardar, con carácter de reserva los datos, cifras, informes y otros elementos relacionados con su situación tributaria, los cuales podrán ser utilizados únicamente para los fines propios de la Administración Tributaria. De esta manera, se garantiza que dicha información no sea utilizada por terceros en perjuicio de los contribuyentes o de sus actividades comerciales.

En ese sentido, “la reserva tributaria, ..., resulta una institución en virtud de la cual la autoridad tributaria que intervenga en los diversos trámites relativos a la labor de investigación y fiscalización debe guardar absoluta reserva en lo relativo a las infracciones, declaraciones y datos que obtenga, tanto de los contribuyentes como de los terceros”. [1]

De no existir esta limitación, podría darse el caso de que la información proporcionada por los contribuyentes permitiría conocer su situación patrimonial y ser utilizada por personas inescrupulosas con fines delictivos o de competencia desleal, entre otros.

Alcance de la reserva tributaria

La cuantía y la fuente de las rentas, los gastos, la base imponible o cualesquiera otros datos relativos a ellos tienen el carácter de información reservada y únicamente pueden ser utilizadas por la Administración Tributaria para sus fines propios, cuando estén contenidos en las declaraciones e informaciones que obtenga por cualquier medio de los contribuyentes, responsables o terceros.

Los órganos de la Administración Tributaria (SUNAT, ADUANAS y municipalidades) podrán intercambiar entre sí la información reservada que requieran para el cumplimiento de sus fines propios, previa solicitud del jefe del órgano solicitante y bajo su responsabilidad.

Excepciones

Están exceptuados de la reserva tributaria:

  • Las exhibiciones de documentos y declaraciones que ordene el Poder Judicial  en los procedimientos sobre tributos, alimentos, disolución de la sociedad conyugal o en los procesos penales; el Fiscal de la Nación en los casos de presunción de delito; y la Comisión de Fiscalización o de las comisiones investigadoras del Congreso, con acuerdo de la comisión respectiva, con arreglo a ley  y siempre que se refieran al caso investigado
  • Los expedientes de procedimientos tributarios en los cuales hubiera recaído resolución que ha quedado consentida, cuando el caso sea autorizado por la Administración Tributaria.
  • La publicación que realice la Administración Tributaria de los datos estadísticos, siempre que por su carácter global no permita la individualización de declaraciones, informaciones, cuentas o personas. Por ejemplo, la publicación mensual de la Nota Tributaria por parte de la SUNAT.
  • Las publicaciones sobre operaciones de comercio exterior, que produzca ADUANAS, en lo referido a la información consignada en la Declaración Única de Importación (DUI). Por Decreto Supremo se regulan los alcances de esta disposición.

Reserva adicional

La Administración Tributaria, mediante Resolución de Superintendencia o norma de rango similar, podrá incluir dentro de la reserva algunos datos que el contribuyente proporcione para su inscripción en el RUC y, en general, cualquier otra información que obtenga de los contribuyentes, responsables o terceros.

No se podrá  incluir dentro de la reserva adicional:

  • La publicación que realice la Administración Tributaria de los contribuyentes y/o responsables, sus representantes legales, así como los tributos determinados por los citados contribuyentes y/o responsables, los montos pagados, las deudas tributarias materia de fraccionamiento y/o aplazamiento y su deuda exigible. La publicación podrá incluir el nombre comercial del contribuyente y/o responsable, si lo tuviera. Por ejemplo, los avisos de notificación a deudores tributarios  publicados por la SUNAT en el diario oficial El Peruano.
  • La publicación que realice la Administración Tributaria de los datos estadísticos, siempre que por su carácter global no permita la individualización de declaraciones, informaciones, cuentas o personas.
  • La información que solicite el Gobierno Central respecto de sus propias acreencias pendientes o canceladas por tributos a cargo de la SUNAT o ADUANAS, siempre que su necesidad se justifique por norma de rango de Ley o Decreto Supremo.

Responsabilidad

La obligación de mantener la reserva tributaria alcanza a los funcionarios de los órganos administradores de los tributos y se extiende a quienes accedan a información reservada según lo establecido en el Código Tributario. Dicha disposición afecta incluso a las entidades del sistema bancario y financiero que celebren convenios con la Administración Tributaria [2] , las cuales no la podrán utilizar para sus fines propios.

De todo ello se desprende que no incurren en responsabilidad los funcionarios y empleados de la Administración Tributaria que divulguen información no reservada ni aquellos que se abstengan de proporcionar información comprendida en la reserva tributaria.

Conclusión

Uno de los fundamentos de la reserva tributaria es proteger el interés del contribuyente y de la sociedad. De allí que la SUNAT sólo puede difundir o dar a conocer determinada información que no atente contra el derecho a la confidencialidad del contribuyente.

En la mayoría de los casos, la difusión de  la información no comprendida o exceptuada de la reserva tributaria tiene por finalidad prevenir al deudor tributario para que conozca sus obligaciones y cumpla con éstas, así como difundir las estadísticas de la recaudación a los diversos agentes económicos y a la sociedad, a fin de que puedan estar al tanto de su evolución.


[1] Iannacone Silva, Felipe. Comentarios al Código Tributario. Editora Jurídica Grijley, Lima, 2001.

[2] Convenios para la recaudación de tributos de conformidad con el Artículo 55° del Código Tributario.