Obligaciones tributarias
Los profesionales y los organismos internacionales

Alfredo ALARCÓN y Alfonso BASAS [1]

Según se ha podido comprobar, cierto número de profesionales y trabajadores independientes contratados con la intervención de organismos internacionales no han cumplido con sus obligaciones tributarias en los últimos años por una interpretación errónea de las normas vigentes.

Los ingresos percibidos por profesionales y trabajadores independientes contratados con la intervención de organismos

internacionales, como lo es el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con recursos de dichas entidades o con recursos provenientes del Tesoro Público o de ambos, no se encuentran exonerados del Impuesto a la Renta y constituyen Rentas de Cuarta Categoría.

En consecuencia, deben cumplir con las obligaciones tributarias propias de las personas que perciben Rentas de Cuarta Categoría.

Referencia Legal

El inciso e) del Artículo 19º del Decreto Legislativo Nº 774 Ley del Impuesto a la Renta, establecía que se encontraban exonerados de este tributo las remuneraciones que percibían por el ejercicio de su cargo en el país los funcionarios y empleados de organismos internacionales, conforme a los convenios constitutivos que así lo hubieran determinado.

Mediante el Artículo 12° de la Ley Nº 26731, publicada el 31 de diciembre de 1996,  cuyo contenido recoge el Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta, D. S. Nº 054-99-EF, se sustituyó el texto anterior para una mayor precisión.  El nuevo texto establece que están exonerados del Impuesto a la Renta hasta el 31 de diciembre del año 2002, las remuneraciones que perciban, por el ejercicio de su cargo en el país, los funcionarios y empleados considerados como tales dentro de la estructura organizacional de los gobiernos extranjeros, instituciones oficiales extranjeras y organismos internacionales, siempre que los convenios constitutivos así lo establezcan.  Cabe resaltar que el párrafo anterior no incluye los ingresos percibidos por personas contratadas por dichas entidades que no se consideren comprendidos en su estructura organizacional.

Por otra parte,  la Convención sobre Privilegios e Inmunidades de las Naciones Unidas, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 13 de febrero de 1946, establece la exención del Impuesto a la Renta sobre los sueldos y emolumentos pagados por la organización a sus funcionarios. De ello se desprende que la exoneración opera respecto de las rentas que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD abone exclusivamente a sus funcionarios y expertos de asistencia técnica considerados como personal estable de dicha organización, mas no así respecto de las que abone al personal contratado para programas específicos y que no están comprendidos dentro del personal permanente.

Omisos

Como parte de las labores de fiscalización,  la Administración Tributaria  ha detectado que muchos contribuyentes que fueron contratados como consultores o asesores bajo esta modalidad, a partir de una errónea interpretación de la norma legal, consideraban que estaban exonerados del Impuesto a la Renta.

Esta situación ha originado que a la fecha tengan la calidad de omisos y que hayan sido notificados mediante esquelas. Ésta es una acción inductiva que busca la regularización voluntaria de los ingresos percibidos no declarados o, de ser el caso, la sustentación del cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

Posteriormente, en aplicación del Artículo 62º del Texto Único Ordenado del Código Tributario, se programarán fiscalizaciones a todos aquellos contribuyentes que persisten en mantener la calidad de omisos a la declaración.

Infracciones

Las infracciones que se han detectado son:

  • No inscribirse en los registros de la Administración Tributaria.
  • No presentar la declaración jurada.  
  • No incluir en las declaraciones ingresos obtenidos.
  • Omisión de llevar libros

Subsanación

Con la finalidad de orientar a todos aquellos contribuyentes que se encuentren en una de las situaciones descritas, a continuación señalamos los pasos que se deben seguir para subsanar las infracciones cometidas.

  1. Inscripción en el Registro Único de Contribuyentes

    Para obtener el número de RUC, la persona natural debe acercarse a un Centro de Servicios de la SUNAT  y exhibir:
  • Original de su documento de identidad
  • Original de uno de los siguientes documentos: recibo de agua, telefonía fija, luz, televisión por cable o la última declaración jurada o de autoavalúo del domicilio fiscal.
Los trámites, así como la obtención de los formularios, se realizan en las Centros de Servicios al Contribuyente. El trámite es personal y gratuito. La inscripción y la asignación del RUC es inmediata.
  1. Impresión y emisión de Comprobantes de Pago.

    Luego de obtenido su número de RUC y de la verificación de su domicilio fiscal por parte de la SUNAT, solicitará la autorización para imprimir sus
    Recibos por Honorarios,con el Formulario N° 806 en las oficinas de la SUNAT o con el Formulario N° 816 en las imprentas conectadas en línea con  la SUNAT.
Los Recibos por Honorarios impresos se emitirán en forma correlativa y sustentarán el servicio prestado [2] . Se recomienda dejar constancia de la fecha de percepción del ingreso.

En el  caso de que se emitan a favor de un agente de retención, se deberá discriminar el monto retenido por Impuesto a la Renta (10%) y por el Impuesto Extraordinario de Solidaridad (2%).
  1. Legalización de libros contables.

    Los perceptores de Renta de Cuarta Categoría están obligados a llevar un Libro de Ingresos donde registrarán los Recibos por Honorarios emitidos y discriminarán los ingresos percibidos y las retenciones efectuadas por el agente de retención.
El libro debe ser legalizado ante Notario Público o, a falta de éstos, por el juez de paz letrados o juez de paz, según corresponda.
  1. Presentación de Declaraciones Juradas
Las rentas de cuarta categoría están afectas al Impuesto a la Renta y al IES. Estos impuestos se pagan directamente o mediante retenciones, cuando el servicio se presta a un agente de retención.

En el caso materia del artículo, los organismos internacionales no son considerados como agentes de retención. En consecuencia, los profesionales o trabajadores contratados por su intermedio deben declarar y pagar directamente dichos impuestos.

Con respecto al Impuesto a la Renta están obligados tanto a declarar mensualmente como a hacer los pagos a cuenta, si corresponden, presentar la declaración anual y efectuar el pago de regularización, si corresponde. Con respecto al IES, están obligados a declarar mensualmente y efectuar los pagos respectivos.

En lo que se refiere al incumplimiento de esta obligación, cabe indicar que, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 43º del Texto Único Ordenado del  Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo Nº135-99-EF y normas modificatorias, la acción de la Administración Tributaria para determinar la deuda, así como la acción para exigir su pago y aplicar sanciones prescribe a los 4 años, y a los 6 años para quienes no hayan presentado la declaración respectiva.  El término prescriptorio se computa desde el 1 de enero del año siguiente a la fecha en que vence el plazo para la presentación de la declaración anual o en que la obligación sea exigible.

En conclusión, los contribuyentes que no hubieran cumplido con esta obligación,  deberán regularizar su situación tributaria desde el ejercicio 1995, en el caso de la declaración anual, y desde el mes de diciembre de 1995, en el caso de las declaraciones mensuales. Para ello pueden utilizar los sistemas de actualización de deudas tributarias vigentes.


[1] Profesionales de la Intendencia Regional Lima.

[2] Algunos organismos internacionales no reciben los recibos por honorarios, pero igual existe la obligación de emitirlos. En este caso  se debe conservar también el destinado al usuario.