Resolución de Tribunal Fiscal N° 3498-5-2002


Expediente: 2437-02
Asunto: Registro de Entidades Exoneradas del Impuesto a la Renta
Procedencia: Lima
Fecha: 27 de junio del 2002

Controversia:

Consiste en determinar  si la recurrente cumple con los requisitos establecidos en el inciso b) del Artículo 19° del Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta aprobado por el Decreto Supremo N° 054-99-EF y modificado por el Artículo 2° de la Ley N° 27386 para la exoneración del Impuesto a la Renta.

Argumento de la recurrente:

Señala que:

  • Fue constituida con Escritura Pública del 8 de junio del 2001, teniendo como finalidad fundar y constituir una asociación sin fines de lucro con el propósito de promover la justicia, solidaridad y el desarrollo como valores fundamentales en la sociedad, a través de programas y acciones para el desarrollo de áreas rurales y urbano marginales que permitan mejorar la calidad de vida de sus pobladores, difundir la defensa de los derechos humanos y el estado de derecho, así como auspiciar y ejecutar eventos con la finalidad de alcanzar los ideales de la asociación, gratuitamente; de donde se denota que desde sus orígenes existió un ánimo no lucrativo.
  • Si bien es cierto que dentro de sus fines está ejercer una función conciliadora además de formar y capacitar conciliadores, ésta no se realiza, ya que no tiene autorización para funcionar como centro de conciliación, no habiendo realizado los trámites ante el Ministerio de Justicia.
  • Este fin de ejercer función conciliadora o formar y capacitar conciliadores se ha pensado como un aspecto del Proyecto “Exijo Justicia”, dentro del mismo espíritu no lucrativo y de asistencia socio legal, con lo que se pretende demostrar que si bien es cierto a la fecha no realiza dichas funciones, si en algún momento las llegara a realizar serían gratuitas.
  • Además no ha solicitado ante la SUNAT autorización para la impresión de comprobantes de pago para brindar servicios de conciliación en forma onerosa.

Argumento de la Administración Tributaria:

Señala que:

  • La recurrente es una entidad no lucrativa, que tiene como uno de sus fines, realizar la función conciliadora, lo que no se encuentra comprendido en el inciso b) del Artículo 19° del Texto Único Ordenado de la Ley del impuesto a la renta, aprobado por el Decreto Supremo N° 054-99-EF y modificado por el Artículo 2° de la Ley N° 27386.
  • La función conciliadora en si misma no puede calificarse como de asistencia social, salvo que las asociaciones tengan por finalidad brindar sus servicios a un sector de la sociedad que por encontrarse en un estado de necesidad están impedidos de acceder a los mismo, en cuyo caso sí estaría dentro de los alcances de la exoneración dispuesta por el inciso b) del Artículo 19° de la Ley del Impuesto a la Renta.
  • La interesada no reúne los requisitos exigidos en el inciso b) del Artículo 19° del Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta.

El Tribunal Fiscal resolvió:

Confirmar la Resolución de la Intendencia Nacional de ervicios al Contribuyente que declaró improcedente la solicitud de inscripción de inscripción al Registro de Entidades Exoneradas del Impuesto a la Renta de la recurrente, considerando que:

  • De acuerdo con el inciso b) del Artículo 19° del Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta, se encuentran exoneradas del Impuesto a la Renta, las rentas destinadas a sus fines específicos en el país, de asociaciones sin fines de lucro cuyo instrumento de constitución comprende exclusivamente los siguientes: beneficencia, asistencia social, educación, cultural, científica, artística, literaria, deportiva, política, gremial y de vivienda, siempre que no se distribuyan directa o indirectamente entre los asociados y que en sus estatutos se prevea que su patrimonio se destinará, en caso de disolución, a cualquiera de los fines contemplados en el citado inciso.
  • El concepto de asistencia social, si bien puede comprender también ayuda o asistencia de carácter profesional, esta atención tendrá que ser prestada necesariamente a aquella persona o grupo de personas que se encuentran en “estado de necesidad”, es decir a quienes no están en condiciones de proveerse de dicha asistencia por sus propios medios..
  • En el estatuto de constitución de la recurrente y su modificación parcial, no se advierte que dicho servicio de solución de conflictos vaya a ser prestado de manera gratuita o que esté organizado para ser prestado a personas que no posean los medios económicos suficientes para poder solventar los gastos derivados del servicio de conciliación, en caso de necesitarlo; más aún, se observa en la referida modificación que únicamente son los servicios legales a individuos o grupos de zonas urbano-marginales los que el estatuto prevé que serán prestados gratuitamente, lo cual no incluye a los servicios de conciliación o de capacitación de conciliadores.
  • En consecuencia, no habiendo acreditado la recurrente, que los servicios de conciliación y capacitación a conciliadores vaya a servir de mecanismo gratuito de solución de conflictos, para aquellas personas que por encontrarse en estado de necesidad no puedan pagarlos, corresponde considerar que no se cumple con el fin de asistencia social.
  • Finalmente conviene precisar que el inciso b) del artículo 19° de la Ley del Impuesto a la Renta no prescribe como requisito para su aplicación, que los fines consignados en los instrumentos de constitución de las fundaciones o de las asociaciones, se estén llevando a cabo efectivamente, bastando que se encuentren contempladas en sus estatutos para determinar si se encuentran dentro del supuesto de la norma. En tal sentido, resulta irrelevante lo alegado por la recurrente en el sentido que no viene realizando la función conciliadora y de capacitación de conciliadores contemplada en sus estatutos.