Nueva estrategia

Fiscalización intensiva para reducir la evasión

La lucha contra la evasión es clave para mejorar los niveles de recaudación. Así lo entiende la SUNAT y, por ello, está desarrollando una estrategia de fiscalización y control que comprende a diversos agentes económicos y sectores de la producción.


A continuación resumimos las principales acciones de fiscalización y control desarrolladas en el último año como parte de la lucha frontal contra la evasión que nuestra institución está librando.

Creación de los Centros de Control y Fiscalización

La SUNAT ha iniciado la instalación y puesta en práctica de Centros de Control y Fiscalización en aplicación de una nueva estrategia integral de control a los medianos y pequeños contribuyentes. Dicha estrategia busca inducir a determinados grupos de contribuyentes al pago de sus obligaciones mediante un control y fiscalización personalizados en lugares especializados de la SUNAT.

El primer centro de fiscalización, inaugurado en el mes de julio, ha atendido a más de 400 contribuyentes, entre los que se encuentran contribuyentes del Régimen Único Simplificado (RUS), contribuyentes que han percibido ingresos por parte del Programa de las Naciones Unidas (PNUD) y profesionales médicos. Como resultado de ello se ha obtenido el reconocimiento y pago voluntarios por parte de dichos contribuyentes.

Con esta nueva estrategia de control, la SUNAT está generando un mayor nivel de eficiencia, reduce el tiempo de duración y aumenta la recaudación obtenida respecto a una auditoría convencional.

Mayor cobertura de las acciones de control

La cobertura de las fiscalizaciones pasó de 3,200 intervenciones realizadas en el tercer trimestre del 2001 a 5,214 intervenciones en el segundo trimestre del presente año, lo que implica una ampliación del 55%.

Además se realizaron acciones de verificación a los 34 más importantes comercializadores del sector avícola, a fin de lograr la inscripción de los minoristas y lograr la correcta determinación de las deudas de los mayoristas. Asimismo se programaron 14 auditorías de presunción de defraudación tributaria y 21 casos de auditorías a mayoristas de este sector.

En el sector textil se han llevado a cabo controles en la zona comercial de Gamarra con el objetivo de verificar el traslado de mercaderías e inducir a la emisión de los comprobantes de pago por toda venta efectuada. De otra parte se realizaron acciones inductivas en galerías comerciales.

Adicionalmente se ha revitalizado y potenciado el Programa de Control Móvil en las carreteras en el ámbito nacional, el cual opera en la actualidad durante las 24 horas del día. En ese sentido se realizaron inspecciones a los transportistas en las garitas a lo largo del territorio nacional, lo cual también sirvió como parte de la labor previa de investigación exhaustiva que se desarrolló para la implementación del sistema de detracciones a tres productos: arroz, azúcar y alcohol.

Así, por ejemplo, en el operativo especial de control de carreteras, llevado a cabo en junio, se detectaron traslados de mercaderías con guías de remisión de falsos proveedores.

Otras acciones están relacionadas con la notificación a 2,900 centros educativos particulares de Lima, a fin de levantar información sobre niveles de ingreso y posibles omisiones del Impuesto a la Renta de los años 2000 y 2001. También se notificó a más de 2,000 contribuyentes con ingresos provenientes del PNUD para que regularicen su situación tributaria, así como a profesionales odontólogos y médicos para comunicarles sus obligaciones tributarias y solicitarles información respecto de sus actividades económicas y de su patrimonio. Asimismo, se solicitó información a los clubes de playa del distrito de Asia respecto de alquileres efectuados durante la temporada de verano, la cual también será de utilidad para el cruce de información interna que realiza la SUNAT.

Finalmente se deben resaltar tres medidas que apoyarán la labor de la fiscalización en los próximos meses:

  • El tratamiento a los contribuyentes No Habidos, que ha permitido definir la condición legal de estos contribuyentes en el Código Tributario a fin de efectivizar sanciones y desconocer el crédito fiscal proveniente de dichos contribuyentes.
  • La modificación del Reglamento de Comprobantes de Pago, que fijó un límite a la cantidad de comprobantes de pago a imprimir y estableció fechas de vencimiento para su emisión, con lo cual se logrará, principalmente, reducir la cantidad de contribuyentes que se encuentran en la condición de No Habidos, así como controlar con mayor eficacia el uso del crédito fiscal.
  • La derogatoria del Artículo 81° del Código Tributario, que eliminó la restricción que tenía la labor de fiscalización de la SUNAT sobre los períodos tributarios no prescritos.