El uso de sistemas de información en  el cobro de las deudas tributarias

Por: Rafael HIDALGO SOLÓRZANO*

Las argucias que, en algunas oportunidades, utilizan los deudores tributarios para evitar o demorar las acciones de cobranza han motivado que la SUNAT desarrolle   mecanismos creativos y efectivos para el cobro de la deuda tributaria.

De acuerdo con el Código Tributario vigente, los ejecutores coactivos [1] se encuentran facultados a trabar embargo para asegurar el cobro de la deuda tributaria. Una de las modalidades de embargo se realiza en forma de retención a terceros.

Esta medida resulta muy efectiva ya que se recurre a las empresas o entidades para ordenarles que retengan a sus

proveedores el importe de las facturas pendientes de pago y que esta retención sea entregada a la SUNAT hasta el límite equivalente a la deuda exigible.

Inicialmente, en el caso de las entidades públicas, la aplicación de este embargo en forma de retención requería establecer contactos y coordinaciones previas con cada una de éstas. No obstante, las retenciones quedaban sujetas a la disponibilidad y oportunidad de pago de dichas entidades, lo que resultaba perjudicial  para el contribuyente y la Administración Tributaria.

De esta necesidad de interactuar con los sistemas de control de las entidades del Sector Público surgió la oportunidad de diseñar un procedimiento que vincule el pago de los proveedores de dichas entidades con el procedimiento de cobranza coactiva de la SUNAT.

COBRANZA VÍA SIAF

Así, desde el 1 de julio del presente año, la SUNAT -en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas- ha venido implementando un sistema que permite la recuperación de la deuda tributaria en cobranza coactiva de los proveedores del Estado de manera efectiva y oportuna mediante el uso de la más avanzada tecnología de información.

Este sistema conecta el Sistema de Cobranza de la SUNAT (SICOBRA) con el Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF) [2] , lo que posibilita a los ejecutores coactivos de la SUNAT tener acceso en tiempo real a  las transacciones que realicen las entidades del Gobierno Central, denominadas unidades ejecutoras, con sus proveedores, siempre que el proveedor mantenga deudas en cobranza coactiva.

Cada vez que detecta un proveedor con deudas en cobranza coactiva, el SIAF envía un alerta al correo electrónico del ejecutor coactivo o, en su defecto, a su celular. El ejecutor podrá acceder inmediatamente al sistema, donde podrá visualizar información de la unidad ejecutora, del proveedor y del importe total a pagar, entre otros datos. El sistema tiene opciones para trabar embargos, levantarlos, así como hacer consultas de embargos efectuados y de cheques girados a favor de la SUNAT.

Mediante el Sistema de Cobranza de la SUNAT, el ejecutor coactivo notificará por correo electrónico a la unidad ejecutora, la resolución coactiva que ordena la retención del crédito pendiente de pago que debe efectuar al proveedor hasta por su monto total. La unidad ejecutora generará el cheque a nombre de la SUNAT por el monto que se consigne en la resolución coactiva.

COMENTARIO FINAL

Cabe señalar que este proyecto permite integrar a los dos elementos esenciales del Estado, por un lado, al sector generador de ingresos (representado por la SUNAT) y, por el otro, al sector de egresos (representado por las unidades ejecutoras) en un trabajo en equipo que redunda en beneficio del incremento de la recaudación.

En ese sentido, la SUNAT, en coordinación con el MEF, participa actualmente en charlas de capacitación, en Lima y provincias, dirigidas a los funcionarios de las unidades ejecutoras.

En suma, gracias a la tecnología y la creatividad, las oficinas de cobranza de la SUNAT cuentan en el ámbito nacional con una base importante de compradores (entidades del Estado) que operan a través del Sistema SIAF – SP y, de manera rápida y efectiva, están recuperando la deuda exigible de los contribuyentes omisos al pago.



* Intendencia Nacional de Sistemas de Información

[1] Funcionarios encargados de la cobranza coactiva.

[2] Sistema desarrollado por el MEF con el fin de sistematizar el pago de los proveedores del Estado.