Comprobantes de pago
Mucho más que simples “papelitos”

César VIEIRA *

Un sector de la población no toma conciencia aún sobre el valor de los comprobantes de pago y la importancia de exigirlos. El objetivo de este artículo es que estos temas sean comprendidos en su real dimensión.

La forma más común y simple de evasión es no entregar comprobante de pago. Quienes evaden impuestos de esta manera encuentran a sus aliados involuntarios, en la mayoría de

casos, en las personas a las que por no demorarse unos minutos no les interesa exigir la entrega de su comprobante de pago. Esto ocurre porque no existe una cultura tributaria; es decir, no se comprende la real importancia de esos “papelitos” (comprobantes de pago) que, simplemente, son olvidados.

Bien. Esos “papelitos” son los primeros documentos en los que se registra una compra o venta de bienes, la prestación de un servicio, así como la entrega en uso, y asimismo señalan el impuesto que se debe pagar por dicha operación o transacción. En consecuencia, si el vendedor no emite el comprobante de pago respectivo, no habrá rastro de la operación o transacción realizada, pues se carecerá de un documento que la acredite.

Siguiendo con el razonamiento, al no haber prueba de la transacción, no será necesario anotarla en los registros y libros contables. Por consiguiente, los ingresos obtenidos por el vendedor en dichas operaciones no serán declarados periódicamente. Ello supone que este mal ciudadano declarará ingresos menores a los reales y no pagará o pagará un tributo menor al que le corresponde.

Esto se puede apreciar con toda nitidez en el caso del Impuesto a la Renta. Así, las personas que no entregan comprobante de pago declaran menores ingresos y realizan un pago a cuenta mensual menor al que realmente les corresponde.

En el caso en que las operaciones del vendedor están afectas al Impuesto General a las Ventas, la situación se torna más grave aún. No sólo paga menos Impuesto a la Renta del que le corresponde, sino que además se apropia del IGV que el comprador le ha pagado. Al no existir comprobante de pago, no hay documento que pruebe que el comprador pagó el IGV y, por lo tanto, el vendedor ya no lo entrega al fisco, sino que lo considera un “ingreso” adicional.

La SUNAT cuenta con herramientas modernas que le permiten detectar estos casos de evasión y sancionar drásticamente a los evasores, como lo demuestran las diferentes acciones de fiscalización y control desarrolladas últimamente. No obstante, es muy importante que los ciudadanos tomen conciencia de su rol como tales y contribuyan decididamente a reducir la evasión tributaria, pues finalmente son ellos los que resultan siendo, a la larga, los más perjudicados por los menores ingresos que recibe el Estado. La forma de participar en esta lucha contra la evasión es muy simple: sólo deben exigir su comprobante de pago cuando realicen una compra o adquieran un servicio.

Menos palabras, más participación

En muchas conversaciones formales e informales, cuando se trata sobre la situación económica del país, un tema ineludible es la escasez de recursos económicos para financiar los servicios de salud, educación, seguridad y justicia, entre otros. En ese punto, generalmente se comenta que “todos deberían pagar impuestos” o, en palabras más técnicas, que “se debe ampliar la base tributaria”. Sin embargo, en la realidad, estos comentarios sólo se quedan en palabras o buenos deseos. No basta con hacer comentarios: se requiere que cada cual asuma su rol como ciudadano y participe de esta tarea.

Exigir los comprobantes de pago es una obligación formal que está señalada por el Código Tributario, pero es más importante la responsabilidad social y el compromiso con el bienestar general de todos los que conformamos nuestra sociedad.

En conclusión, todos los ciudadanos podemos participar en esta tarea si dedicamos algunos minutos para exigir nuestro comprobante de pago después de una compra.

Predicar con el ejemplo

Asimismo, al tiempo que colaboramos en la lucha contra la evasión, también enseñamos con el ejemplo. Este es otro aspecto de vital importancia.

Si nuestros hijos ven que no solicitamos comprobante de pago, ellos repetirán nuestro comportamiento. Por el contrario, si nos preocupamos en exigirlos, aprenderán que esos “papeles” son importantes y que ellos también deben hacerlo. Pero si, además, les explicamos las razones de nuestro comportamiento, estaremos contribuyendo a crear en ellos esa cultura tributaria tan necesaria en los momentos actuales y que es fundamental en una estrategia de lucha contra la evasión.

En la vida diaria

Pero los comprobantes de pago no sólo son útiles para efectos tributarios, sino que, además, adquieren importancia en nuestra vida diaria. En primer lugar, son necesarios para acreditar la propiedad de un bien. Por ejemplo, en el caso de un robo o de una pérdida de bienes, el propietario deberá presentar los comprobantes de pago de dichos bienes ante la autoridad respectiva a fin de hacer la denuncia y reclamarlos en el caso de que hayan sido recuperados.

En segundo lugar, en el caso de una mudanza, la autoridad exige la presentación de los comprobantes de pago que acreditan la propiedad de los bienes que se transportan antes de otorgar el permiso respectivo.

Finalmente, también sirven para realizar un reclamo, solicitar el cambio o la devolución del dinero cuando los productos adquiridos son defectuosos o están malogrados. Si no se cuenta con el comprobante de pago, difícilmente se podrá realizar el reclamo y conseguir el cambio respectivo.

Reflexión final

Vemos, pues, que los comprobantes de pago tienen una utilidad práctica para todas las personas en su vida cotidiana, pero sobre todo una gran importancia respecto de combatir la evasión tributaria, así como mejorar los ingresos tributarios y el bienestar general.

Sobre esto último tenemos la gran responsabilidad de aportar al desarrollo de nuestro país y contribuir con la cultura tributaria de los más jóvenes. Podemos cumplir con esta responsabilidad y contribuir con una tributación justa y equitativa mediante una acción muy sencilla: exigir el comprobante de pago respectivo por cada compra que realicemos.

--------------------------------------------------------------------------------

* Profesional de la Gerencia de Comunicaciones e Imagen Institucional.