Ponencias de los especialistas internacionales
Experiencias que enseñan

El Seminario Taller “Integración de Administraciones de Tributos Internos y Aduaneros – Experiencias de Fusión”, realizado entre el 21 y el 23 de enero del 2003, se inició con las ponencias de los invitados extranjeros, las que resumimos en este artículo.

Los aspectos más relevantes de las ponencias de los funcionarios de las administraciones tributarias de Canadá, Colombia, España y el Brasil son:
CANADA  
Stewart Scott, Manager del Proyecto India de la Agencia Canadiense de Aduanas y Administración Tributaria, explicó que la integración de las administraciones de tributos internos y aduaneros en su país requirió de un extenso proceso de adaptación previo. Entre 1992 y 1996 se llevó a cabo un proceso de consolidación administrativa y no fue hasta 1998 que se estableció la Agencia Canadiense de Aduanas y Administración Tributaria. Además de la administración de los tributos internos y aduaneros, este organismo se encargó de la redistribución de los ingresos.

Asimismo, el señor Scott subrayó que fue necesario encargar la evaluación y seguimiento del proceso de fusión a  un reducido equipo central multidisciplinario y de alto nivel. Los integrantes de este equipo no tenían responsabilidades funcionales adicionales.

Además, explicó la importancia que tuvo el fortalecimiento de una cultura de la Agencia Canadiense de Aduanas y Administración Tributaria para la identificación de los trabajadores con el proceso.

Finalmente, indicó que los principales logros obtenidos fueron: mayor eficiencia y coherencia en los servicios, mejor servicio a los usuarios, reducción de los gastos generales, contribución a la competitividad nacional, capacidad de gestión del cambio y la existencia de personal competente y comprometido.


COLOMBIA
La expositora Diana Chaparro, asesora jurídica de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales  de Colombia, presentó una descripción de la Dirección de Impuestos Nacionales (DIN) y de la Dirección de Aduanas Nacionales (DAN), entidades que se encargaban de la administración de tributos internos y aduaneros antes de la fusión. A partir de estas entidades, en 1992 se creó la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) como la entidad encargada del control de los impuestos internos y externos, del control y vigilancia del régimen cambiario en materia de importaciones y exportaciones de bienes y servicios, así como de la dirección y administración de la gestión aduanera.

Indicó que los resultados obtenidos mostraron un apreciable descenso en la gestión durante el segundo semestre de 1993 y, a partir de 1994, algún crecimiento en los niveles de gestión, tanto en materia tributaria como aduanera. Ello se debió a que no se hizo un ejercicio de planeamiento estratégico y no se concibió un modelo que contemplara tanto un período prudencial de transición como los mecanismos de estabilización y reajustes necesarios.

No obstante, destacó que la DIAN obtuvo logros importantes como la depuración, consolidación y unificación del manejo de recursos y servicios, así como los adelantos en el campo informático y de sistemas. Asimismo, los procesos técnicos se unificaron. Así por ejemplo, la fiscalización se llegó a desarrollar con estrategias que involucraban la selección e investigación de los contribuyentes, responsables y usuarios en el campo tributario, aduanero y cambiario.

Por último, precisó que era sumamente importante el liderazgo y que los continuos cambios que se produjeron en la dirección influyeron negativamente en el proceso de integración.


ESPAÑA
En su presentación, Francisco Muñoz de Morales, Subdirector General de Organización y Coordinación del Departamento de Organización, Planificación y Relaciones Institucionales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) de España, expresó que dicha institución se creó en 1991. Explicó que durante un año se realizaron las adaptaciones necesarias para que la agencia empezará a funcionar en enero de 1992.

En primer lugar, planteó una descripción general del modelo organizativo y del ámbito de competencia de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) de España.

Señaló, a continuación, que los momentos claves del proceso fueron la integración orgánica inicial y las sucesivas reorganizaciones administrativas orientadas a la fusión. En el proceso inicial destacó la creación de un sistema integrado de información, el funcionamiento de unidades de apoyo horizontal, la regulación única del procedimiento de comprobación y recaudación y la formación común de los funcionarios.

Luego, resaltó que la fusión es un proceso continuo, como lo evidencian la reestructuración de la AEAT en 1997, la aplicación de un plan de modernización en 1998, la reorganización de los servicios centrales de inspección y la creación de unidades de control integral en el 2001.

Además, realizó un análisis del grado de integración de la gestión de los tributos internos y aduaneros bajo cuatro criterios: orgánico, funcional, operativo y cultural.

Respecto de la fiscalización, Muñoz de Morales fue enfático en señalar que era recomendable definir si esta labor se debía desarrollar en forma integrada o manteniendo la especialización según se trate de tributos internos o externos. Sin embargo, también indicó que la integración no es incompatible con la especialización. La especialización funcional se puede combinar con cierto tratamiento integral para determinados contribuyentes.


BRASIL
A su turno, Ernani Checcucci Filho, Coordinador General Adjunto de la Coordinación General de Aduana de la Secretaría Federal de Ingresos del Brasil, reseñó la evolución histórica de la unificación de la administración de tributos en su país que data de 1957, año en que se produjo la reforma de la tarifa aduanera. Posteriormente, en 1966 se dio la reforma del sistema tributario brasileño y en 1968, se produjo la reforma del modelo de administración tributaria y se creó la Secretaría Federal de Ingresos de Brasil.

Sostuvo que, en el Brasil, la carrera administrativa es única y no hay una distinción para fiscalizar tributos internos o externos. Sin embargo, existe una especialización de los cuadros técnicos por labor. Destacó también que, a partir de 1996, en las pruebas de selección de personal hay contenidos comunes y específicos según la especialidad: aduanas, auditoría, tributación  y política y administración tributaria.

Explicó que la integración de las acciones de fiscalización aduanera y de tributos internos es total, pero entendida como una coordinación. La planificación de dichas acciones es integrada, pero las acciones de auditoría mantienen su especialidad. No obstante, en los casos más importantes se realizan auditorías conjuntas.

Asimismo, señaló la importancia de la integración de los sistemas informáticos, entre los que destacan el Sistema Integrada de Comercio Exterior (SISCOMEX) y el  Sistema de Rastreo (RADAR).