Los contribuyentes no habidos tienen las horas contadas

Ana María CASTRO*

Mediante el Decreto Supremo N° 102-2002-EF, publicado el 20 de junio del 2002, se establecieron las normas sobre la condición de no habido para efectos tributarios [1] .  El objetivo de este artículo es prevenir a los contribuyentes sobre las consecuencias que se derivan de permanecer en dicha condición.

Una de las grandes tareas  que realiza el Estado, por medio de la Administración Tributaria, es facilitar y velar por el cumplimiento oportuno de las obligaciones tributarias de todos los contribuyentes.

El cumplimiento de las obligaciones tributarias es un elemento fundamental para la recaudación de impuestos y depende, principalmente, de la conciencia tributaria, así como del grado de aceptación del sistema tributario.

Esto significa comprender cabalmente que pagar impuestos no es sólo un acto de solidaridad o una obligación, sino esencialmente un compromiso de todos y cada uno de los que vivimos en este país.

Existen múltiples factores que inciden y condicionan la formación de la conciencia tributaria. Por este motivo, la Administración Tributaria está realizando esfuerzos con el fin de facilitar la aceptación del sistema tributario por parte de los contribuyentes para lograr un mayor cumplimiento voluntario de sus obligaciones, reducir la evasión y, por tanto, obtener mayores niveles de recaudación.

Así, la SUNAT realiza acciones dirigidas a brindar información oportuna y de calidad y a ofrecer servicios eficientes, así como a cautelar los derechos de los contribuyentes. Sin embargo, estos esfuerzos no son suficientes. Ante la existencia de prácticas inadecuadas orientadas a evadir el cumplimiento de obligaciones tributarias, la SUNAT debe actuar firmemente para combatir la evasión.

En ese sentido se ha detectado que, como una de esas prácticas inadecuadas, algunos contribuyentes están optando por no comunicar su cambio de domicilio para evadir el control tributario. Es por ello que la SUNAT aplicará, en uso de las facultades que las normas tributarias le otorgan, un proceso para la determinación de la condición de No Habidos de dichos contribuyentes.

Consecuencias de la condición de No Habidos

El proceso de determinación de No Habidos que se iniciará próximamente consiste en detectar a los contribuyentes que no hayan actualizado su domicilio fiscal y requerirlos mediante la publicación de un aviso, a efectos de que cumplan con declarar su nuevo domicilio o confirmar el declarado en el RUC. De no hacerlo en el plazo señalado se determinará automáticamente su condición de No Habidos. A partir de ese momento, dichos contribuyentes deberán atenerse a las consecuencias de tal condición.

La condición de No Habido para un contribuyente implicará lo siguiente:

  • Se considerará que los comprobantes de pago emitidos, durante el tiempo en que mantenga la condición de no habido, no reúnen los requisitos legales para sustentar el crédito fiscal

  • No podrá realizar trámites de RUC ni de Comprobantes de  Pago.

  • Se suspenderá el plazo para la prescripción en tanto dure dicha condición.

  • Se le trabarán medidas cautelares, cuando sea el caso.

  • Será pasible de responsabilidad solidaria frente a la existencia de dolo, negligencia grave o abuso de facultades.

Para que los contribuyentes puedan levantar la condición de No Habido y/o evitar que se le determine tal condición, deberán cumplir con:

  • Declarar el nuevo domicilio fiscal o confirmar el declarado o señalado en el RUC, siempre que la Administración Tributaria lo verifique.

  • Haber presentado las declaraciones-pago correspondientes a las obligaciones tributarias cuyo vencimiento se hubiera producido durante los doce (12) meses anteriores al mes precedente en que se declara el nuevo domicilio o en que éste se confirma.

De acuerdo con lo establecido en la Disposición Transitoria del Decreto Supremo N° 102-2002-EF, en una primera etapa, se realizará la publicación en SUNAT virtual (www.sunat.gob.pe) de los contribuyentes con domicilio fiscal no hallado que pertenezcan al Régimen General y al Régimen Especial. Estos deberán regularizar su situación y cumplir con los requisitos mencionados anteriormente en un plazo no mayor de 30 días hábiles, luego del cual se determinará automáticamente su condición de No Habidos. Posteriormente se realizará una segunda y tercera publicación de los contribuyentes con domicilio fiscal no hallado que involucrará a aquellos que se encuentren afectos al Impuesto a la Renta de Cuarta Categoría y a los que están comprendidos en el Régimen Único Simplificado (RUS), respectivamente.

Finalmente es necesario recordar a todos los contribuyentes inscritos en el RUC la importancia de mantener actualizados todos los datos de su registro, entre ellos, el correspondiente al domicilio fiscal. Además, se recomienda a los contribuyentes que, por alguna razón, figuren con domicilio fiscal no hallado, regularicen su situación a la brevedad para que sus actividades económicas no se vean perjudicadas al ser considerados por la SUNAT como No Habidos.



* Profesional de la Intendencia Nacional de Cumplimiento Tributario.

[1] Vigésima Primera Disposición Final del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado mediante D.S. N° 135-99-EF