El procedimiento para las denuncias y recompensas

Para promover la participación de la ciudadanía en la denuncia e investigación de quienes han cometido infracciones relacionadas con el cumplimiento de obligaciones tributarias mediante acciones fraudulentas, la SUNAT ha establecido el procedimiento que deben seguir las denuncias y la entrega de recompensas.

En cumplimiento de los Artículos 14° y 17° del Decreto Legislativo N° 815 y del Artículo 13° del Reglamento, aprobado por el Decreto Supremo 037-2002-JUS, el 31 de marzo del 2003 se publicó la Resolución de Superintendencia 075-2003/SUNAT – "Procedimiento sobre Denuncias y Recompensas" que regula, entre otros aspectos, los requisitos mínimos para admitir, evaluar y rechazar las denuncias, así como los porcentajes que se deben aplicar para el cálculo de la recompensa y la oportunidad del pago, en el caso de resultar procedente.

Una condición importante es que cualquier persona puede denunciar ante la SUNAT un hecho irregular, en el manejo de un negocio, cuya consecuencia sea la evasión de los tributos. Se considerarán admitidas las denuncias en las que se solicite expresamente la recompensa. 

Infracciones Materia de Denuncias y Recompensas

Asimismo, se exige que la modalidad a denunciar esté compuesta por hechos fraudulentos que originen la comisión de infracciones relacionadas con el cumplimiento de obligaciones tributarias señaladas en el Artículo 178° del Texto Único Ordenado del Código Tributario (Ver Cuadro N° 1).

Cuadro N° 1

Infracciones relacionadas con el cumplimiento de obligaciones tributarias
Artículo 178° del Código Tributario.

  1. No incluir en las declaraciones ingresos, rentas, patrimonio, actos gravados o tributos retenidos o percibidos, o declarar cifras o datos falsos u omitir circunstancias que influyan en la determinación de la obligación tributaria.

  2. Declarar cifras o datos falsos u omitir circunstancias con el fin de obtener indebidamente Notas de Crédito Negociables u otros valores similares o que impliquen un aumento indebido de saldos o créditos a favor del deudor tributario.

  3. Emplear bienes o productos que gocen de exoneraciones o beneficios en actividades distintas de las que corresponde.

  4. Elaborar o comercializar clandestinamente bienes gravados mediante la sustracción a los controles fiscales; la utilización indebida de sellos, timbres, precintos y demás medios de control; la destrucción o adulteración de los mismos; la alteración de las características de los bienes; la ocultación, cambio de destino o falsa indicación de su procedencia.

  5. No pagar dentro de los plazos establecidos los tributos retenidos o percibidos.

  6. No pagar en la forma y condiciones establecidas por la Administración Tributaria, los tributos retenidos o percibidos, aun cuando se le hubiere eximido de la obligación de presentar declaración jurada.

En consecuencia, las denuncias que carezcan de este requisito o de cualquier otro señalado en el Artículo 2° de la referida Resolución de Superintendencia, serán declaradas inadmisibles y, por tanto, no serán consideradas con derecho a recompensa. En esta evaluación previa, cuando se trate de requisitos referidos a la identidad y ubicación del denunciante y denunciado, así como a la descripción clara de los hechos denunciados, hay oportunidad de subsanación.

Una vez superada la superada la evaluación para su admisión a trámite, procede realizar una evaluación rigurosa del contenido y de los medios probatorios que la acompañan. Luego de concluida esta evaluación de fondo, la denuncia es rechazada o declarada procedente. Dicho pronunciamiento constará en la respectiva Resolución de Intendencia emitida por la SUNAT. 

Esta última evaluación se efectúa conforme a criterios de eficacia de la información y de las pruebas aportadas, la naturaleza de los hechos denunciados (que se trate de actos fraudulentos), el interés fiscal de los tributos omitidos (como mínimo el equivalente a 3 UIT), y la exigibilidad de la obligación tributaria. Estos criterios están relacionados con las causales de rechazo que se indican en el Artículo 5° de la Resolución de Superintendencia.

Recompensa

En definitiva, la recompensa se otorgará al denunciante que presentó una denuncia que cumpla con lo dispuesto en la resolución de Superintendencia; es decir, que haya aportado los adecuados medios probatorios que permitan comprobar la veracidad de los hechos denunciados, que se recauden los tributos que son materia de los hechos denunciados y que el denunciante no haya cometido o participado en la comisión de tales hechos y/o no tenga la obligación de informar los hechos generadores de obligaciones tributarias conocidos durante el desempeño de sus funciones (por ejemplo, notarios, jueces, fiscales, policías, fedatarios, funcionarios o servidores públicos, o aquellos que tengan determinada relación de parentesco con los profesionales antes citados).

Por último, cabe señalar que el porcentaje máximo por recompensa será del 10% de lo efectivamente recaudado por los hechos que correspondan a la denuncia.