Las tecnologías de la información y la facilitación del comercio exterior en la SUNAT

La nueva SUNAT ha establecido como una de sus líneas estratégicas el desarrollo del "gobierno electrónico", que consiste en un enfoque de integración de procesos y de uso de tecnología de información y comunicación para facilitar el comercio exterior y el cumplimiento tributario, dando acceso en línea, de manera rápida, fácil y segura a los servicios que ofrece la Administración Tributaria a la comunidad. Así,

concibe su desarrollo actual en concordancia con estos objetivos y los orienta en función de sus fines institucionales para el beneficio del país.

En un horizonte cercano, la SUNAT busca que los operadores de comercio exterior y los contribuyentes en general realicen la totalidad de sus declaraciones, pagos y otros trámites por medios electrónicos. En este contexto, la SUNAT está dando prioridad a la facilitación del comercio exterior, especialmente al sector exportador, cuyo desempeño es estratégico para el desarrollo del país.

Sin renunciar a su papel recaudador y de control,  la SUNAT está invirtiendo recursos en el desarrollo de proyectos que ayudarán a este sector para lograr una mejor posición competitiva en el mercado global.

Luego de un rápido inicio del proceso de fusión -cuya perspectiva se orienta claramente hacia la integración, pero con respeto a las diferencias funcionales entre tributos internos y el servicio aduanero- ahora se pueden exhibir nuevos proyectos en el marco de impulsar el gobierno electrónico.

Los primeros proyectos implementados van a favorecer a los beneficiarios de los regímenes de Restitución de los Derechos Arancelarios y de  Reposición de Mercancía en Franquicia , entre otros.

TRAMITACIÓN ELECTRÓNICA DE LA RESTITUCIÓN DE DERECHOS ARANCELARIOS  (DRAWBACK)

Esta es una de las medidas estratégicas que se utilizan, en el fomento de las exportaciones. Para obtener el Drawback en el procedimiento tradicional, el beneficiario presenta su solicitud y la documentación física sustentatoria en forma presencial, produciéndose la tradicional espera y revisión documentaria. Asimismo, en este caso, el funcionario de SUNAT (Especialista de Aduana) procede a ingresar los datos al Sistema Integrado de Gestión Aduanera (SIGAD) para contrastar la información declarada con las importaciones y exportaciones hechas por el beneficiario.

La Superintendencia ha dispuesto que el beneficiario tenga la facilidad de presentar su solicitud electrónicamente por vía del Teledespacho, que es el mecanismo de intercambio electrónico de datos con los Agentes de Aduana, validándose la información en forma automática e indicándole al usuario sus errores o, de no ser así, darle la conformidad a la información, que podrá ser referida al momento de acercarse a la Aduana para las formalidades de la devolución de impuestos.

Los beneficios que se obtendrán serán:

  • El número de rechazos, que en la actualidad bordea el 31%, se reducirá a un 11%.
  • El tiempo y esfuerzo que actualmente se requiere será el de la disponibilidad financiera del Drawback.

TRANSMISIÓN ELECTRÓNICA DEL CUADRO DE COEFICIENTES INSUMO-PRODUCTO DE LA REPOSICIÓN DE MERCANCÍAS EN FRANQUICIA

La Reposición de Mercancías en Franquicia es también otro instrumento importante para el fomento de las exportaciones. Se refiere al régimen aduanero por el cual se importan con exoneración automática de los derechos arancelarios y demás impuestos que gravan la importación, mercancías equivalentes a las que, habiendo sido nacionalizadas, han sido transformadas, elaboradas o materialmente incorporadas en productos exportados definitivamente.

En el procedimiento tradicional, el beneficiario debe presentar el cuadro de los Coeficientes Insumo-Producto, así como la documentación física sustentatoria, en la ventanilla de la Aduana jurisdiccional. La Aduana le emite al interesado una Guía de Entrega de Documentos y le solicita que espere. Cuando hay disponibilidad se le asigna un Especialista en Aduana, quien, en forma cuidadosa, revisa la validez de los documentos y posteriormente efectúa el registro de las operaciones que se acogen a la Reposición, ingresándolas al SIGAD, para que se contraste con las que se encuentran en el sistema, lo que dará como resultado el rechazo o la emisión del correspondiente Certificado de Reposición.

Una aparente falta de orden de los beneficiarios hace que se produzcan entre tres a cinco rechazos por acogimiento, con la correspondiente pérdida de tiempo y horas-hombre, además de los reiterados traslados y esperas en las oficinas de las Aduanas jurisdiccionales por parte del beneficiario.

A partir de la primera semana de mayo, el beneficiario puede transmitir electrónicamente, el Cuadro de Coeficientes Insumo-Producto, haciendo uso del Teledespacho. La información transmitida es validada automáticamente con la declarada y registrada de las exportaciones asociadas. El  resultado es la aceptación inmediata del Cuadro Insumo-Producto y la emisión electrónica del certificado respectivo, para su uso en el ámbito nacional y su recojo posterior. En su defecto, si existiera un error en la información remitida, se envia inmediatamente de retorno un mensaje en el que se indica en forma precisa los errores encontrados para su verificación y corrección.

Con la adecuación de este procedimiento, el beneficiario puede hacer el trámite desde su oficina, eliminándose el traslado físico de las personas y de los documentos. De esta manera, se consigue disminuir el tiempo de tramitación en la presentación de los Cuadros de Insumo-Producto, dándole velocidad a la respuesta de la Superintendencia, aminorando asimismo el uso de recursos materiales en papel, computadoras, impresoras, así como de horas-hombre. Pero, sobre todo, el exportador puede disponer de este beneficio en un tiempo record.

AVISOS ELECTRÓNICOS A LOS EXPORTADORES

En sus procesos aduaneros, los exportadores y los importadores requieren conocer cierta información de manera oportuna, como, por ejemplo, la referida al momento en que se ha numerado una Declaración y se ha generado un adeudo tributario. Muchas veces es vital para los negocios, saber el momento en que se produce la autorización del levante de las mercancías1 o de la libre disponibilidad de la misma, la existencia de alguna notificación tributaria u otro que implique una decisión importante para la empresa.

Si bien esta información la conoce el Agente de Aduana a través SUNAT Virtual - Portal Aduanero (www.sunat.gob.pe) o mediante la recepción de los mensajes de respuesta del Teledespacho, no siempre es comunicada oportunamente al exportador o al importador solicitante de la transacción. Tradicionalmente, se efectúa un proceso de notificación por medio de una empresa de mensajería (courier), que demora un promedio total de dos días para que la información llegue a su destinatario, o una llamada telefónica, que no es siempre atendida.

Actualmente, se ha desarrollado un servicio de envío de mensajes al correo del importador (exportador) y a su celular, para darle a conocer el estado de sus despachos, cuando alguna mercancía a su nombre ha sido numerada, pasada a un canal de revisión, acotada, autorizada para para su libre disponibilidad o notificada.

.Los avisos electrónicos constituyen una forma de aplicar el concepto de gobierno electrónico. Ya no será el operador de comercio exterior (importador o exportador) quien deba ir en búsqueda de su información, sino que ésta le llegará directamente a su equipo de cómputo y a su celular. Es la SUNAT quien, por medio de la tecnología de la información y la comunicación se pone en contacto con el operador de comercio y le brinda información valiosa de su negocio, cuando éste se encuentra dentro del proceso aduanero. 

De esta manera, los operadores de comercio exterior contarán con información oportuna a través de un nuevo canal de comunicación, lo que les permitirá un mejor control de las etapas que se sigue en los procesos de entrada y salida de mercancías, así como detectar los "cuellos de botella" y tomar las medidas necesarias.

Diligencia Web

Esta innovación consiste en utilizar agendas electrónicas para registrar la información contenida en la Declaración Única de Aduana (DUA) de la mercancía que es verificada, lo que simplifica y facilita el despacho aduanero. Si la mercancía no presenta incidencias, luego del reconocimiento físico, se le comunica inmediatamente al operador de comercio electrónico.

De esta manera, se reduce el tiempo de espera para el levante de la mercancía sujeta a revisión física que no presenta incidencias, con la consiguiente reducción de costos operativos para el importador, así como la posibilidad de contar con las mercancías en menor plazo y minimizar los inventarios.

CONCLUSIÓN

La nueva SUNAT, constituida luego del proceso de fusión, ha despertado en la comunidad del comercio exterior un interés por saber cuáles son los beneficios que le generará dicho proceso. Una vez que se ha definido la estrategia de integración y generación de sinergias, en la que se respeta la naturaleza de ambos negocios (tributos internos y aduanas), se manifiesta un renovado esfuerzo por la facilitación del comercio con el uso estratégico de la tecnologías de la información y la comunicación, en el tránsito hacia la construcción del "gobierno electrónico" en el campo de la  administración tributaria y aduanera.