Medidas para impedir la evasión en el pago del IGV y las detracciones en el Sector Pesca

La SUNAT ha detectado que armadores venden sus productos directamente a exportadores e intermediarios sin emitir comprobantes.  De esta manera, evaden el pago del IGV que les corresponde.

Para mejorar el cumplimiento de las obligaciones tributarias en el Sector Pesca, la SUNAT ha emitido la Resolución de

Superintendencia N° 186-2003/SUNAT, mediante la cual determina un porcentaje de detracción de 9% a los proveedores que cuenten con permiso de pesca vigente y a las embarcaciones autorizadas por el Ministerio de la Producción.

El objetivo de esta disposición es impedir que los armadores pesqueros continúen vendiendo sus productos en forma directa a los exportadores e intermediarios sin extender comprobantes de pago, en algunos casos y, en otros, sin realizar los pagos correspondientes al fisco, para evadir impuestos por IGV y las detracciones,. 

La norma entró en vigencia el pasado 15 de octubre y se aplica a los proveedores que no tengan la condición de no habidos, a los que hayan suspendido temporalmente sus actividades, a quienes no cuenten con número de RUC o a los que hayan dado de baja su inscripción en el RUC. 

La SUNAT publicará la relación de "Proveedores sujetos al Sistema de Pago de Obligaciones Tributarias - SPOT" con el porcentaje de 9% a través de su portal en Internet (www.sunat.gob.pe). La citada disposición prevé, además, la aplicación de un porcentaje de detracción de 15% a los sujetos que no figuren en la lista publicada por la SUNAT. 

Durante los meses de aplicación del Sistema de Detracciones en el Sector Pesca se han registrado resultados alentadores en términos de mejora del cumplimiento tributario. 

Sin embargo, se ha verificado que en la cadena de comercialización de pescado destinado al procesamiento de harina y aceite, los armadores pesqueros venden una parte de su captura directamente a las empresas exportadoras de tales productos -venta por la cual se emiten comprobantes de pago y que está sujeta a la detracción-, y otra parte a intermediarios, los cuales los venden, a su vez, a las mencionadas empresas.

Como se puede observar, se ha detectado que, en la venta efectuada a los intermediarios, los armadores pesqueros no emiten comprobantes de pago y no se efectúa la detracción, lo que ocasiona graves pérdidas al fisco. Esto se debe a que, si bien la posterior venta del intermediario a las empresas exportadoras está sujeta a la detracción del 9%, se estaría dejando de pagar el IGV correspondiente a la venta del armador al intermediario. Además, tampoco se abona el saldo del IGV por pagar de este último, que no es cubierto con la detracción.  

Esta norma integra el conjunto de medidas administrativas diseñado para contribuir a la ampliación de la base tributaria y  la mejora de los niveles de recaudación.