El Régimen de percepciones del IGV aplicable a las operaciones de importación

Es una herramienta para asegurar el pago del IGV a cargo de los importadores que generan operaciones gravadas con el IGV. Este régimen no constituye un nuevo impuesto ni una elevación de tasa. 

La SUNAT estableció el Régimen de Percepciones del IGV aplicable a la importación de bienes mediante la Resolución de

Superintendencia N° 203-2003/SUNAT,  publicada el 1 de noviembre del 2003, en el diario "El Peruano". Dicho régimen está vigente a partir del 17 de noviembre del 2003.

El objetivo de esta norma es asegurar el pago del impuesto correspondiente a las ventas internas de aquellos ciudadanos que se abastecen a través de la importación, a partir de la cual inician la cadena de producción y/o comercialización de sus productos.

Además, este sistema permitirá que la Administración Tributaria cuente con una herramienta adicional para combatir el incumplimiento tributario,  identificando a su vez a las personas que financian a los importadores "golondrinos"; es decir, a aquellos importadores que realizan una sola importación, incumpliendo luego con sus obligaciones tributarias. También servirá para identificar a aquellos importadores que compiten deslealmente al declarar valores de importación subvaluados con el objeto de pagar menores tributos.

Cabe indicar que la aplicación del Sistema de Percepciones del IGV a las importaciones también permitirá a la SUNAT perfeccionar sus perfiles de riesgo para identificar a contribuyentes omisos, mediante el seguimiento del pago del IGV en la cadena de distribución desde que el bien ingresa al país.

La necesidad de implementar este sistema se sustenta en los elevados niveles de incumplimiento en el pago del IGV por parte de los importadores que estarían sujetos a la percepción. 

Ámbito de aplicación

El Régimen será aplicable a la importación definitiva de bienes que esté gravada con el IGV, por lo que no están comprendidas las operaciones de importación definitiva exoneradas o inafectas de dicho impuesto. 

Asimismo, no se aplicará la percepción -entre otros- a la importación definitiva:

  • Efectuada mediante Declaración Simplificada de Importación o al amparo del Reglamento de Equipaje y Menaje de Casa. Se prevé dicha exclusión en una primera etapa, considerando que, en el primer caso, los montos involucrados no revisten interés fiscal, mientras que, en el segundo caso, los bienes importados no son destinados al comercio. 
  • Realizadas por agentes de retención del IGV designados por la SUNAT y por el Sector Público Nacional.
  • De los bienes incluidos en determinadas partidas arancelarias, tales como:
    • Bienes de capital, a efecto de no desalentar la inversión por parte de las empresas, teniendo en cuenta que dichos bienes no están destinados a su comercialización posterior.
    • Bienes comprendidos en los beneficios otorgados por la Ley N° 27400, dado que el impuesto que grava la venta de dichos bienes es asumido por el Estado. 
  • De las mercancías consideradas "envíos de socorro", toda vez que éstas no son destinadas a la comercialización.

Tasa de la percepción

La resolución establece un porcentaje general de 3.5%, así como la aplicación de un porcentaje de 10% para los importadores que: 

  • Tengan la condición de domicilio fiscal "no habido", de acuerdo con las normas vigentes.
  • Hubieran sido notificados por la SUNAT respecto de la baja de su inscripción en el RUC y dicha condición figure en los registros de la Administración Tributaria. 
  • Hubieran suspendido temporalmente sus actividades. 
  • No cuenten con número de RUC o que, teniéndolo, no lo consignen en la Declaración Única de Aduana (DUA).
  • Realicen la importación definitiva de bienes, consignando su número de RUC en la DUA por primera vez .
  • Estando inscritos en el Registro Único de Contribuyentes, no se encuentren afectos al IGV.

El monto de la percepción será determinado aplicando el porcentaje que corresponda sobre el importe de la operación. Se entiende que dicho importe es el valor en Aduanas más todos los tributos que gravan la importación y, de ser el caso, los derechos antidumping y compensatorios. 

Oportunidad de la percepción

En virtud de lo dispuesto en la Sexta Disposición Complementaria de la Ley General de Aduanas, incorporada por el Decreto Legislativo N° 936, y a fin de asegurar su cobro, se establece que la SUNAT efectuará la percepción del IGV con anterioridad a la entrega de las mercancías, a que se refiere el Artículo 24° de dicha ley, con prescindencia de la fecha de nacimiento de la obligación tributaria en la importación. 

En consecuencia, de acuerdo con dicho Decreto Legislativo, para la entrega de las importaciones definitivas, el importador o beneficiario debe haber efectuado previamente el pago de la percepción del IGV correspondiente a la Administración Tributaria. 

Asimismo, se dispone que, para efectos del cobro de la percepción, la SUNAT emitirá una Liquidación de Cobranza - Constancia de Percepción por el monto de la percepción al momento de la numeración de la DUA, pudiendo emitir una liquidación adicional en el caso de que se realicen modificaciones al valor en Aduanas