La nueva Ley del Registro Único de Contribuyentes

Entre las medidas emitidas por el Ejecutivo para la identificación de los contribuyentes y la ampliación de la base tributaria está la Ley del Registro Único de Contribuyentes (RUC) - Decreto Legislativo N° 943. Esta norma derogó el antiguo Decreto Ley N° 25734 del año 1992 con el que se creó el Registro Único de Contribuyentes.

El RUC reemplazó en su oportunidad a la Libreta Tributaria y se constituyó como un padrón único que mantiene la SUNAT de todas aquellas personas contribuyentes y/o responsables de aquellos tributos que administra.

La nueva Legislación introduce importantes cambios que facilitan la identificación tributaria de las personas y precisan su utilización en actos u operaciones públicas o privadas. 

Principales cambios

En principio, el ámbito de aplicación del RUC se amplía ya que no sólo estarán obligados a inscribirse en dicho registro los contribuyentes y responsables, como mencionaba la norma anterior, sino también algunas personas que, por los actos u operaciones que realizan, tengan vinculación con hechos generadores de obligaciones tributarias.

Por ejemplo, aquellas personas que solicitan y obtienen la autorización de concesiones mineras que, sin duda alguna, son para la explotación y generación de actividad económica,  deberían estar inscritas en el Padrón RUC. Sin embargo, al mes de agosto del 2003, habían más de 2,400 personas que habían obtenido concesiones mineras y que no estaban registradas en el RUC. Y así existen trámites de licencias, concesiones y otras autorizaciones que no requieren el RUC, pero que deben obtenerlo por tratarse de hechos vinculados con potenciales obligaciones tributarias.

Respecto de la documentación que presenten los obligados a obtener RUC, la norma precisa que también será necesario que incluyan su número de registro para la presentación de documentación tanto ante la SUNAT como en los actos y operaciones que se establezcan ante otras entidades públicas o privadas.

Como correlato de la obligación de las personas de comunicar su número de registro, las personas y empresas del sector privado y las entidades de la Administración Pública están obligadas a exigir y verificar el número de RUC, consignado por los obligados, antes de realizar los trámites correspondientes.

De lo antes señalado, se debe apreciar  que la nueva Legislación permite la identificación de las personas vinculadas a hechos tributarios, de interés no sólo para la SUNAT sino para las instituciones públicas y privadas.

Asimismo, dentro de un esquema de modernización del Estado, ello permite que las entidades almacenen y compartan información de una forma homogénea a través de la utilización del número de RUC.

Respecto de la obligación de las entidades de la Administración Pública de adecuar su Texto Único de Procedimientos Administrativos (TUPA), se debe mencionar que éstos sólo deberán incluir la obligación de exigir el RUC para aquellos casos que señale la Administración Tributaria. 

En conclusión, la nueva Ley del Registro Único de Contribuyentes apunta a brindar facilidades a los contribuyentes, responsables y otras personas obligadas para que se inscriban en el dicho registro y se puedan identificar válidamente para realizar hechos vinculados a actos u operaciones tributarias.  Sin duda, la identificación de los deudores tributarios  es el primer paso para la ampliación de la base tributaria que persigue la Administración Tributaria.