Diciembre 2000 - Enero 2001

;

PORTADA





SECTORES


PROCEDIMIENTO


CONSULTAS LEGALES


JURISPRUDENCIA


NORMAS LEGALES


CRONICA


 

 


Rentas de Cuarta y Quinta
Categoría
Conceptos e Implicancias Tributarias


Este artículo pretende dar algunas luces sobre las rentas de cuarta y quinta categoría, de modo que se facilite el entendimiento de algunos conceptos y su implicancias tributarias..

Las recientes normas que modificaron la suspensión de pagos a cuenta y retenciones del Impuesto a la Renta e Impuesto Extraordinario de Solidaridad (IES) y la consiguiente eliminación del Formulario 509, han renovado la discusión sobre las implicancias laborales y tributarias de las rentas de cuarta y quinta categoría.

Sin embargo, en diversos medios de comunicación hemos podido apreciar que no aún hay un manejo correcto de los términos tributarios y que debido a ello en algunos casos se llega a confusiones, tales como considerar erróneamente la suspensión de pagos a cuenta y retenciones del Impuesto a la Renta de cuarta categoría como una exoneración.

CONCEPTOS

Rentas de Cuarta Categoría

  • Rentas provenientes del ejercicio de una profesión, ciencia, arte u oficio en forma individual e independiente.

  • Las que obtienen los directores de empresas, mandatarios, regidores de municipalidades, etc.


Rentas de Quinta Categoría

  • Rentas provenientes del trabajo en relación de dependencia.

  • Rentas provenientes del trabajo independiente bajo la modalidad de contratos de locación de servicios cuando:

    1. El servicio es prestado en lugar y horario señalado por
      el que contrata.
    2. El usuario del servicio proporciona los elementos de trabajo y asume los gastos que demanda la prestación del servicio.

Impuestos aplicables

Las personas que perciben rentas de cuarta categoría están obligadas a efectuar pagos a cuenta mensuales del 10% de los ingresos brutos mensuales por el Impuesto a la Renta siempre que éstos superen los S/. 2,216 mensuales.

Asimismo, deberán efectuar pagos mensuales del 5 % de los ingresos brutos por Impuesto Extraordinario de Solidaridad (IES) siempre que superen los S/. 1,750 mensuales. En este caso, el monto a pagar se determinará aplicando el 5% sobre el exceso de S/. 1,750.

En el caso que presten servicios a personas jurídicas o a empresas y personas obligadas a llevar libro de ingresos y gastos, sus retribuciones serán objeto de retenciones del 10% por Impuesto a la Renta y 5% por IES, siempre que cada recibo por honorarios emitido sea por un monto mayor a S/. 700. Cabe precisar que la retención se efectuará sobre el monto total abonado. La entrega al Fisco de estas retenciones es responsabilidad de quien contrata y retribuye el servicio.

Las personas que perciban exclusivamente rentas de cuarta categoría, no serán objeto de retención por cada recibo emitido menor o igual a S/. 700. En este caso, están obligadas a presentar una declaración jurada en la cual señalen que no perciben otro tipo de renta; en caso contrario, se efectuará la retención correspondiente.

Las personas que perciben rentas de quinta categoría son objeto de retenciones mensuales por parte del empleador por concepto del Impuesto a la Renta. Las retenciones se calculan de la siguiente manera:

  • La remuneración mensual se multiplicará por el número de meses que falte para terminar el ejercicio, incluyendo el mes al que corresponda la retención. Al resultado se le sumarán las gratificaciones ordinarias que correspondan al ejercicio, participaciones y gratificaciones extraordinarias que hubieran sido puestas a disposición del trabajador en el mes de la retención.

  • Al resultado, se le sumarán las remuneraciones, gratificaciones extraordinarias, participaciones de los trabajadores y otros ingresos obtenidos en los meses anteriores.

  • A la suma que se obtenga, se le restarán 7 UIT.

  • Al monto resultante se le aplicará la tasa del 15% para obtener el impuesto anual.

  • Del impuesto anual se deducirán los créditos a que tuviera derecho el trabajador en el mes al que corresponde la retención y los saldos a favor que tuviera.

  • El impuesto anual así determinado, previa deducción de las retenciones efectuadas en meses anteriores, se fraccionará de la siguiente manera:
Mes de la Retención
Número de meses entre
los que se divide
Enero - marzo
Doce
Abril
Nueve
Mayo
Ocho
Agosto
Cinco
Setiembre - noviembre
Cuatro
Diciembre
Uno

Ejemplo:

El Sr. José Luis Rodríguez es un trabajador con rentas de quinta categoría. Recibe una remuneración de S/. 3,000.

Por el mes de enero, la empresa le debe retener S/.187.50 por Impuesto a la Renta, que se obtiene como sigue:

S/. 3,000 X12 = 36,000
S/ 36,000 - S/. 21,000 (7 UIT) = S/.15,000
S/.15,000 / 12 = S/.1,250
S/. 1,250 X 15% = S/. 187.50

Además, la empresa pagará S/. 150 por IES - Cuenta Propia (5% de S/. 3,000).

En este caso, el 5% por Impuesto Extraordinario de Solidaridad es de cargo del empleador.

Deducciones de la Renta Bruta o Mínimo No Imponible

En el caso de las rentas de cuarta categoría equivale a 7 UIT más el 20% anual. Este monto mínimo no imponible no es aplicable a las rentas que obtienen los directores de empresas, mandatarios, regidores de municipalidades, etc

En el caso de las rentas de quinta categoría, es sólo 7 UIT anual.

Registro o Sustento Contable

Las rentas de cuarta categoría son registradas por el propio trabajador en un Libro de Ingresos legalizado.

Las rentas de quinta categoría pueden ser registradas por el empleador de dos formas:

  • En Libro de Planillas a los trabajadores estrictamente dependientes (con contrato de trabajo).
  • En Libro de Retenciones - Art. 34° inciso e) de la Ley del Impuesto a la Renta a los trabajadores bajo la modalidad de contratos de locación de servicios normado por la legislación civil.

COMENTARIO

Como vemos, las rentas de trabajo se pueden clasificar como de cuarta categoría o quinta categoría. El tratamiento tributario de estas rentas está muy claro para los trabajadores independientes y también para los trabajadores dependientes, es decir en planilla o con contratos civiles a plazos fijo.

El problema surge con aquellos trabajadores con contratos civiles bajo la modalidad de locación de servicios. En este caso, a pesar de que sus rentas deben ser consideradas de quinta categoría, de acuerdo con la Ley del Impuesto a la Renta, el personal contratado bajo esta modalidad sigue siendo considerado como personal con rentas de cuarta categoría y, en tal sentido, es obligado erróneamente a inscribirse en el RUC y a emitir recibos por honorarios.

Reiteramos que tanto la Ley del Impuesto a la Renta, como su reglamento, contemplan esta modalidad contractual y establecen cuál es el tratamiento tributario correcto que se le debe dar.


INICIO | ACTUALIDAD | ANALISIS | INFORME | SECTORES | PROCEDIMIENTO | CONSULTAS LEGALES
JURISPRUDENCIA | NORMAS LEGALES | CRONICA