;
Abril 2001

 

PORTADA



ANALISIS


INFORME


SECTORES


PROCEDIMIENTO


CONSULTAS LEGALES


JURISPRUDENCIA


NORMAS LEGALES


INSTITUCIONAL


 

 


Para obligaciones exigibles al 30 de agosto del 2000
Nueva oportunidad para sanear deudas

Al amparo de las facultades otorgadas al Poder Ejecutivo para legislar en materia tributaria, se ha creado el Sistema Especial de Actualización y Pago de Deudas Tributarias.


Este sistema especial, creado mediante Decreto Legislativo N° 914, tiene por objeto que los contribuyentes tengan la posibilidad de sanear sus deudas exigibles al 30 de agosto del 2000. A continuación, analizamos sus principales aspectos.


Deudas comprendidas

Se incluyen todas las deudas recaudadas y/o administradas por la SUNAT, incluida la Contribución al FONAVI, al SENCICO y al SENATI, las contribuciones y aportes al ESSALUD y la ONP, así como las deudas correspondientes a ADUANAS, exigibles y pendientes de pago al 30 de agosto del 2000, cualquiera fuese el estado en que se encuentren, sea en cobranza, reclamación, apelación o en demanda ante el poder judicial.

No se encuentran comprendidas, aquéllas que se hubieran incluido en el Régimen Especial de Fraccionamiento Tributario (REFT) - Ley N° 27344, así como los pagos a cuenta del Impuesto a la Renta del Ejercicio 2000.


¿Quiénes pueden acogerse?

Este sistema alcanza a los deudores que tengan o hayan gozado de algún beneficio de regularización, aplazamiento y/o fraccionamiento de deudas tributarias, así como aquéllos que reconozcan voluntariamente tener obligaciones pendientes detectadas o no, con las instituciones que administran y/o recaudan las deudas.

Cabe precisar que los deudores que se acogieron al REFT, también pueden acogerse a este nuevo sistema, pero sólo con respecto a aquéllas deudas que no incluyeron en el REFT.

No pueden acogerse las personas con proceso penal abierto o sentencia condenatoria por delito tributario o aduanero, ni tampoco las empresas ni las entidades cuyos representantes, al haber actuado como tales, se encuentren procesados o sentenciados.


Procedimiento de actualización

Las deudas tributarias se actualizarán de la forma siguiente:

  1. Se les aplicará la variación anual del Indice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana o una variación anual del 6%, la que sea menor, desde que la deuda haya sido exigible hasta el 31 de enero del 2001.
  2. A partir del 1 de febrero del 2001 y hasta la fecha de su pago, será aplicable la Tasa de Interés Moratorio (TIM) vigente de cada período.

Las deudas en dólares se deberán convertir a nuevos soles, usando el tipo de cambio venta correspondiente a la cotización de oferta y demanda publicada por la Superintendencia de Banca y Seguros, vigente a la fecha del último pago o, en su defecto, en la fecha en que la deuda se hizo exigible.

Aquéllos que tuvieran deudas por fraccionamientos de carácter general o especial, beneficio de regularización y/o aplazamiento para el pago, excluida la deuda materia del REFT, podrán acogerse al sistema por el monto pendiente de pago.


Extinción de multas e intereses

Las personas que se acojan, sea con pago al contado o en forma fraccionada, con anterioridad a cualquier notificación o requerimiento de la Administración Tributaria relativa al tributo o período materia del pago, tendrán derecho a la extinción de las multas exigibles hasta el 30 de agosto del 2000, con sus respectivos intereses y reajustes, de ser el caso, así como las costas y gastos que hubiera generado el cobro de las mismas, sin perjuicio de realizar la subsanación de las infracciones con la presentación de la declaración jurada o de la declaración jurada rectificatoria.


Modalidad de pago

Dentro de este sistema, las deudas tributarias pueden ser pagadas en dos formas alternativas:

  1. Al contado, con un descuento del 10% del monto acogido al sistema. Pueden optar por esta modalidad hasta el 31 de enero del 2011.
  2. En forma fraccionada con cuotas mensuales iguales y un beneficio que se establecerá mediante decreto supremo. En este caso el pago de la cuota inicial no podrá ser menor al 5% de la deuda acogida. Por el saldo se aplicará una tasa de interés nominal del 15% al rebatir, a partir del mes siguiente al acogimiento.
    Cada cuota no podrá ser menor a S/. 150 y vencerá el último día hábil del mes siguiente al acogimiento. La última cuota no podrá exceder del 31 de enero del 2011.


Requisitos

Para el acogimiento, los deudores deberán presentar la declaración y efectuar el pago de las obligaciones tributarias y/o aportes correspondientes a los períodos tributarios que venzan en los dos meses anteriores a la fecha del acogimiento.

Asimismo, deberán cancelar el 90% de la deuda acogida, en caso de pago al contado, o la cuota inicial, en caso de pago fraccionado.

Si existiera de por medio algún recurso administrativo o judicial, el deudor deberá presentar un escrito de desistimiento.


Incumplimiento de pago

Se precisa también que las cuotas vencidas y pendientes de pago podrán ser materia de cobranza, estando sujetas a la tasa de interés moratorio, de conformidad con el procedimiento establecido en el Código Tributario. El interés se aplicará sobre el monto de la misma a partir del día siguiente a su vencimiento hasta la fecha de su cancelación.

Asimismo, las instituciones están facultadas para proceder a la cobranza de la totalidad de las cuotas pendientes de pago cuando se acumulen dos o más cuotas consecutivas, vencidas y pendientes de pago, en cuyo caso no se producirá la eliminación de los beneficios otorgados, tales como la actualización de la deuda, la extinción de las multas y sus intereses y/o reajustes respectivos, los gastos y costas.


Disposiciones Finales

Se establece que los deudores que se hubieran acogido al REFT y no hubieran cumplido con los requisitos necesarios, podrán subsanarlos de acuerdo con los plazos, condiciones y procedimientos que establezca cada institución.

Finalmente, se señala que las deudas tributarias exigibles hasta el 31.12.92 y que se encuentren pendientes de pago al 7 de setiembre del 2000, serán actualizadas siguiendo el procedimiento establecido en este nuevo sistema de actualización, aun cuando no se acojan al sistema.


Conclusión

Esta es una muestra más de la flexibilidad del Gobierno y una nueva oportunidad para que los contribuyentes regularicen sus deudas atrasadas pendientes de pago con un trato especial.

De esta manera se propicia que los contribuyentes se acojan lo más rápidamente y en el menor tiempo posible, a fin de no verse afectados por mucho tiempo por la tasa de interés moratorio. Asimismo, se busca ponerle punto final a deudas de bastante antigüedad y cuya controversia a veces compleja no permite facilitar su cobro inmediato.

INICIO | ACTUALIDAD | ANALISIS | INFORME | SECTORES | PROCEDIMIENTO | CONSULTAS LEGALES
JURISPRUDENCIA | NORMAS LEGALES | INSTITUCIONAL