Julio 2001

 

PORTADA




INFORME


SECTORES


PROCEDIMIENTO


CONSULTAS LEGALES


JURISPRUDENCIA


NORMAS LEGALES



 

 

 

Un aporte responsable


Nadie está libre de sufrir un accidente y tener que recurrir a un centro asistencial. En casos como éstos, podemos apreciar la importancia que tiene cumplir con nuestras obligaciones tributarias y, en especial, con el pago de impuestos.

Los amigos del barrio realizan una celebración en el restaurante de Tito, que ya cumplió con formalizarse.

- ¡Brindo por el cumpleaños de la abuelita!
- ¡Eso! ¡Salud!
- Bueno ha sido un placer... Dijo el Sr. Ganosso.
- ¿Por qué tan temprano? Preguntó la abuelita.
- Mañana hay que trabajar. Permiítanme... ¡Tito, la cuenta!
- ¡Buena, Señor Ganosso! ¡Se pasó!
- Factura o boleta. Preguntó Tito.
- Boleta, nomás.

En ese momento, hizo su aparición, Evaristo, una persona inescrupulosa.

- Este Tito es un pavazo. ¡Sin boleta de venta, y sale con su descuento! Gritó.
- ¡Evaristo, el evasor! ¿A éste quién lo invitó? ¡Esta es una reunión privada! Fueron algunas de las exclamaciones de los que participaban de la reunión..
- Ten la amabilidad de retirarte. Intervino el Sr. Ganosso.
- Suave, "patas". Yo estaba "vacilando" nomás. Dijo Evaristo y se retiró murmurando:
- ¡Todos son unas "lornas"! Yo no doy comprobante de pago, no pago impuestos y tengo más billete.

Al salir del restaurante, Evaristo no se percató que venía un auto y sucedió lo inevitable: fue atropellado. Al sentir la frenada del auto y el ruido del impacto, todos salieron del restaurante.

- Yo no tengo la culpa. Se cruzó de improviso. Decía el chofer muy nervioso.
- ¡Hay que llevarlo a emergencia¡ dijo el Sr. Ganosso.

Subieron a Evaristo en el mismo auto y lo trasladaron al centro asistencial. Después de la atención correspondiente y cuando se encontraba en reposo, se dio el siguiente diálogo:

- ¿Ya ves? Si todos fueran tramposos con los impuestos, no habría dónde atenderte. Le recordó el Sr. Ganosso.
- ¡Uy! Seguro hubiera "mancado". Respondió.
- Ya sabes, hijito: con nuestros impuestos, el Estado puede brindar mejores servicios de salud, educación, carreteras, etc. Dijo la abuelita.
- Algo se aprende cada día. Concluyó Evaristo.


Recuerda si no pagas tus impuestos nos perjudicas a todos y se retrasa el desarrollo del país.

INICIO | ACTUALIDAD | ANALISIS | INFORME | SECTORES | PROCEDIMIENTO | CONSULTAS LEGALES
JURISPRUDENCIA | NORMAS LEGALES |
CRONICA