;
Julio 2001

 

PORTADA




INFORME


SECTORES


PROCEDIMIENTO


CONSULTAS LEGALES



NORMAS LEGALES


CRONICA


 

 


Resolución de Tribunal Fiscal N° 0246-5-2001
Expediente: 3962-98
Asunto: Impuesto a la Renta
Procedencia: La Libertad
Fecha: 21 de marzo del 2001

Controversia:

Consiste en definir el término productor agrario para efecto de la exoneración del Impuesto a la Renta e Impuesto General a las Ventas a los productores agrarios prevista en la Ley N° 26564, por lo que la impugnación califica como una apelación de puro derecho.

Argumento de la recurrente:

Señala que:

  • · En su calidad de productor agrario se acogió oportunamente a la exoneración del Impuesto General a las Ventas y del Impuesto a la Renta establecida en la Ley N° 26564, aplicable para los ejercicios 1996 y 1997, según lo señalado en la segunda disposición transitoria del Decreto Legislativo N° 885, pues el volumen de sus operaciones de venta en los referidos ejercicios no supera el límite de las cincuenta (50) Unidades Impositivas Tributarias (UIT), tal como puede verificarse de la sumatoria de los ingresos que aparecen en sus declaraciones juradas de pago mensuales de dichos años.

  • La Administración Tributaria con el solo fin de desconocer la exoneración considera supuestos distintos a los que contempla la ley, recurriendo a definiciones que contempla el reglamento de otra ley, como es la Ley N° 25413, que también contempló una exoneración con idénticas características.
  • Su actividad como productor agrario se encuentra debidamente reconocida por la Administración Tributaria, apareciendo consignada en la información del Registro Único del Contribuyente e inclusive en los mismos actos que son materia de impugnación cuando se consigna en el rubro CIIU-01110- cultivos de cereales, por lo que resulta ilógico que la Administración Tributaria lo considere como agroindustrial, cuando tienen dicha calidad aquellas empresas que tienen como actividad principal y hasta exclusiva, la transformación primaria de productos agropecuarios.
  • De acuerdo con la definición que contempla el numeral 2 del Artículo 2° del Decreto Supremo N° 090-95-EF a que hace referencia el auditor fiscal en la sustentación de las citadas resoluciones, son consideradas como empresas agroindustriales aquéllas que se dediquen exclusivamente a la transformación de productos agropecuarios, supuesto que no se da en su caso. Su actividad es el cultivo de cereales y sólo para poder comercializar su producción e incorporar el respectivo valor agregado, tiene que ser transformado, recurriendo a terceros (molinos de pilado de arroz) para que brinden el servicio de maquila, es decir que recurre a quienes efectivamente desarrollan actividad agroindustrial para solicitar el servicio antes señalado.

  • Su empresa unipersonal que goza de exoneración del Impuesto a la Renta y del Impuesto General a las Ventas, ha cumplido con presentar las declaraciones juradas mensuales por ambos tributos, que refleja la información real sobre las operaciones de venta de los bienes que produce. Es decir, dichas declaraciones no contienen cifras o datos falsos que originen la omisión de dichos tributos, por lo que no se ha cometido infracción tributaria alguna.

Argumento de la Administración Tributaria:

Señala que:

  • El recurrente se acogió a la exoneración dispuesta por el Artículo 14° de la Ley N° 26413 el 30 de junio de 1995, presentando el Formulario N° 4830, fecha en que se encontraba vigente el Decreto Supremo N° 90-95-EF y las definiciones previstas en éste, por lo que conocía los alcances de la definición de productor agrario aplicable para efectos de dicho beneficio, que constituye antecedente inmediato de la Ley N° 26564, por lo que de alguna manera pudo prever los correctos alcances de este último beneficio.

El Tribunal Fiscal resolvió:

Declarar infundada la apelación de puro derecho interpuesta por el recurrente, considerando que:

  • Para efectos de determinar qué debía entenderse por productor agrario para efectos de la Ley N° 26564, debe recurrirse a la definición aprobada por el Artículo 2° del Decreto Supremo N° 90-95-EF, Reglamento de la Ley N° 26413, de acuerdo con la cual tenía dicha condición el agricultor que se dedicaba al cultivo de productos agrícolas, mientras que calificaba como empresa agroindustrial aquélla cuya actividad comprendiera exclusivamente la transformación primaria de productos agropecuarios, efectuada directamente por el propio productor o por una empresa distinta al mismo, criterio acorde con lo establecido en la Resolución N° 839-5-2000 del 20 de octubre del 2000.
  • Dicha interpretación coincide con la precisión establecida por el Decreto Supremo N° 057-97-EF del 16 de mayo de 1997, de acuerdo con la cual para efectos de la exoneración dispuesta en el Artículo 1° de la Ley N°. 26564, prorrogada por la segunda disposición final y complementaria del Decreto Legislativo N° 885, serían de aplicación las normas reglamentarias aprobadas por Decreto Supremo N° 90-95-EF, en lo que fuera pertinente, norma que inclusive señaló que sería de aplicación lo dispuesto en el Artículo 170° del Código Tributario, referido a la no aplicación de intereses y sanciones, a los contribuyentes que sin encontrarse comprendidos en el concepto de productor agrario antes señalado, se hubieran acogido a la exoneración prevista en el Artículo 1° de la Ley N° 26564,siempre que la regularización de la declaración y el pago de los impuestos adeudados se efectuara hasta el mes calendario siguiente de la publicación de la norma.
  • De lo expuesto queda claro que para el caso de autos es de aplicación la definición de productor agrario y de empresa agroindustrial prevista en el Artículo 2° del Decreto Supremo N° 90-95-EF, Reglamento de la Ley N° 26413.
  • De acuerdo con lo señalado por el recurrente en su escrito de apelación, se deduce que su actividad incluye varias etapas en el proceso de producción y comercialización del bien, iniciándose con el cultivo del arroz, su posterior transformación encargada a un tercero y, finalmente, la comercialización del producto transformado.
  • Según el resumen del registro de ventas efectuada por la Administración Tributaria, las operaciones efectuadas entre enero y diciembre de 1996 corresponden en su integridad a arroz pilado.
  • La definición de productor agrario aplicable en el período acotado sólo comprendía al agricultor que se dedicara al cultivo de productos agrícolas y que comercializara sus productos sin transformación alguna, lo cual no ocurre en el caso de autos, pues según se observa, el recurrente calificaría como una empresa agroindustrial, toda vez que realiza la transformación primaria del íntegro de los productos agropecuarios que produce para su posterior venta.

 


 

INICIO | ACTUALIDAD | ANALISIS | INFORME | SECTORES | PROCEDIMIENTO | CONSULTAS LEGALES
JURISPRUDENCIA | NORMAS LEGALES | CRONICA